Skyrim tiene una triste historia de amor y muerte

The Elder Scrolls V: Skyrim llegó a nuestras vidas hace ya casi seis años y desde entonces no hemos tenido ni una sola noticia sobre la posible llegada de una sexta entrega numerada de la saga. Bethesda se niega a confirmar su existencia ante la impaciencia de los fans, pero lo cierto es que incluso más de un lustro después del lanzamiento de Skyrim, esta obra maestra sigue teniendo mucho que ofrecer.

Y es que más allá de la historia principal, las misiones secundarias, la libertad de movimiento o la posibilidad de recomenzar la aventura con una clase de personaje diferente que nos permita afrontar la acción de formas distintas, Skyrim está repleto de historias ocultas que, a no ser que te fijes muy bien, son difíciles de detectar, lo cual es una lástima, pues son precisamente estas historias las que no deberías perderte por nada.

Para que no lo hagas hoy queremos acercarte otra de esas historias que solo los más observadores habrán descubierto. Como bien sabrás, en Skyrim hay borrachos en cada taberna y pordioseros en cada pueblo, pero hay uno distinto al resto. Nos referimos a Ranmir, que antes de ser un alcohólico vivió una historia de amor de lo más triste y desgraciada. Comenzamos con el relato de esta dramática y romántica historia.

Ranmir estaba enamorado de una mujer llamada Isabelle, que también le amaba. Según nos cuenta un comerciante, una noche que no quedaba aguamiel Ranmir enfureció e Isabelle huyó a Riften junto a su amiga Vex, miembro del gremio de ladrones. Si preguntas a Vex por este tema te contará que su amiga quería ganar algo de dinero extra, de modo que la envió a la cueva de Hob para un trabajito fácil, aunque no la había vuelto a ver desde entonces.

El siguiente paso lógico de nuestro protagonista sería ir a esa cueva para descubrir qué había pasado. Lo que encontraremos será el cadáver de Isabelle junto a una nota en la que explica sus razones para huir: “Mi querido Ranmir, cuando recibas esto ya me habré ido. Sé que es malo engañarte, pero no quería que me impidieras ir. Sé que ha sido duro para ti, para los dos, intentar sobrevivir. Odio ver la mirada en tus ojos cada vez que piensas en lo poco que tenemos y sé que eres demasiado orgulloso para decir algo”.

La carta continúa: “Así que voy a hacer que vaya todo mejor. He hablado con mi amiga Vex y ella me ha dado algunos consejos. Sé cómo conseguir algo que nos permita ser felices, sin tener que preocuparnos por el dinero nunca más. Te quiero mucho, Ranmir. Eres el mundo entero para mí y solo quiero verte feliz. No te preocupes, estaré en casa pronto. Isabelle”. Así termina esta triste nota de despedida que Ranmir nunca vio.

Lo mejor de esta historia es que le puedes llevar la nota a Ranmir para que conozca el destino de su amada y ponga fin a su alcoholismo. Como ves, Skyrim está repleto de historias fascinantes en las que hay que escarbar para poder conocer toda la verdad oculta a plena vista. Si te ha gustado el artículo háznoslo saber en la caja de comentarios y lo tendremos en cuenta para elaborar otros textos similares en un futuro.

Cerrar