Skyrim y la triste historia de un soldado exiliado por las atrocidades que cometió

Hace casi seis años que The Elder Scrolls V: Skyrim llegó a nuestras vidas y se convirtió en uno de los grandes referentes del rol de acción occidental. Bethesda cuajó una de las grandes obras maestras de la última década, pero a pesar de todo el tiempo que ha transcurrido desde su lanzamiento lo cierto es que Skyrim sigue tan de moda como el primer día. Y es que en poco más de un mes aterrizará su versión para Switch.

Más adelante, además, también se lanzará para plataformas de realidad virtual, por lo que Skyrim sigue muy vivo y no hay señales de que vaya a ser sustituido por un potencial The Elder Scrolls VI. Sin embargo, si Skyrim sigue de moda también es porque está repleto de secretos, curiosidades y detalles que no todo el mundo puede descubrir en su primera pasada. De uno de ellos precisamente queremos hablarte hoy.

Si has jugado a la historia principal de Skyrim o has ingresado en el gremio de ladrones habrás tenido que pasar obligatoriamente por las alcantarillas de Riften para poder llegar al Jarro Ajado. Por el camino nos encontramos a auténticos lunáticos y a otros personajes que quieren darnos caza. Pero hay uno muy especial, un imperial llamado Salviano que no deja de revivir los crímenes que cometió mucho tiempo atrás.

Aparentemente trastornado por lo que se conoce como estrés postraumático, Salviano no deja de recordarnos que era un veterano de guerra que probablemente participó en la masacre contra los Thalmor en Soledad. Precisamente por todos esos elfos a los que mató y torturó acabó traumatizado y acabó huyendo y exiliándose, a pesar de las consecuencias que pudiera acarrearle la deserción que estaba a punto de cometer.

Ahora se ha atrincherado en las alcantarillas de Riften, que no parece el mejor lugar para vivir, pero tal vez sí para olvidar el pasado. Lamentablemente el pasado en muchas ocasiones nos persigue y a Salviano le pasó exactamente lo mismo. Nuestro Sangre de Dragón también acude a las alcantarillas de la ciudad en busca de Esbern, que también está buscado por los agentes de los Thalmor y que ha elegido el mismo refugio.

Es por ello que cuando ayudamos a Esbern a escapar de las alcantarillas los Thalmor hacen acto de presencia intentando darnos caza. Es entonces cuando podemos oír a Salviano gritando algo verdaderamente triste: “¡No, no puedes estar aquí! ¡Ya te he matado una y otra vez!”. Lo malo es que ahora sus recuerdos se han hecho realidad y probablemente los Thalmor acabaran con su miserable vida, algo que quizás agradeció.

Como ves, Skyrim guarda algún secreto o detalle oculto hasta en el último de sus rincones. Explorar, descubrirlos y profundizar en ellos es nuestra tarea como Dovahkiin, pero como no todos pueden invertir cientos de horas en la obra maestra de Bethesda nos gusta acercarte algunas de las curiosidades que puedes encontrar en el juego. Si te ha gustado el artículo te invitamos a que nos lo hagas saber a través de la caja de comentarios.

Cerrar