SMACH Z, el PC portátil más potente del mercado, sigue adelante

El equipo español Smach Team quiere revolucionar el sector del gaming portátil con su propuesta de juego. La SMACH Z es un PC introducido en una consola portátil con la que ejecutar cualquier juego de gran calibre de la actualidad de forma nativa y con un rendimiento a nivel gráfico excepcional. ¿Cómo conseguirlo?, aprovechando lo que AMD ha cocinado en el terreno de las CPU, las GPU y su fusión, las APU.

En la reciente Embedded World 2018, los responsables de este proyecto financiado con rotundo éxito en Kickstarter han asegurado que tienen entre manos la portátil más potente del mercado y que, en su interior, se encuentra lo más vanguardista en terreno de procesadores. La tecnología AMD Ryzen, con el apoyo de Radeon Vega 8 en terreno gráfico, se encargará de vestir las entrañas de esta pequeña pero potente pieza de hardware.

Junto a esto, una pantalla táctil de 6 pulgadas a 1080p, una memoria interna de 64 o 128 GB SSD y una memoria RAM de 4 GB u 8 GB DDR4 a 2133 MHz terminan de rematar el conjunto que se divide en dos modelos distintos. Por un lado, los usuarios tendrán la ocasión de hacerse con la SMACH Z estándar, con un precio de 699 dólares y un conjunto de características algo más humildes, o con la SMACH Z PRO, con 899 dólares de precio y las características premium.

Ambos modelos son compatibles con Linux y Windows 10 dado el hardware que poseen en su interior, pudiendo ejecutar videojeugos como The Witcher 3 en calidad media a unos 40 fotogramas por segundo o Grand Theft Auto V en calidad normal a 60 frames. Las reservas se abrirán el próximo 15 de marzo, y los 10000 primeros compradores gozarán de un descuento del 10% en el precio final, además de recibir la portátil antes de su lanzamiento oficial y algo después de aquellos que apoyaron su financiación en Kickstarter.

A continuación, dejamos la tabla de características completas de la SMACH Z en sus dos modelos. ¿Os haréis con ella?

Juan Antonio Fonseca Serrano

Saltando sobre tortugas en los suburbios de Midgar, con una guadaña cerca del corazón, desde finales de los 80. Juego a lo que puedo, junto letras sobre lo que me apasiona y siempre tengo un ojo en las redes.

Publicaciones relacionadas

Cerrar