Sonic 3 y Michael Jackson, una banda sonora que nació del beatbox

La historia de Michael Jackson con Sonic 3 siempre ha sido un secreto a voces. Los rumores sobre la colaboración del Rey del Pop con SEGA para hacer la música de la tercera y ambiciosa entrega del famoso erizo azul no hacían más que crecer desde su lanzamiento y, con la llegada de internet, explotaron. 

No pocos se dieron cuenta de la obvia similitud entre temas del juego y composiciones propias de Jackson. Por ejemplo, tenemos la famosa «Stranger in Moscow» y la canción de los créditos del título, o también «Jam» y parte de lo que suena en «Carnival Night». Pinceladas, pistas que sugerían que la leyenda musical era algo más que un fan acérrimo del puercoespín más veloz del mundo. Historia que, finalmente, fue confirmada por el compositor y director musical del artista, Brad Buxer, para terminar de dar explicación al asunto.

El cantante no solo se había prestado a realizar la música, su inmersión en el desarrollo del juego fue total y absoluta cuando este estaba siendo realizado por un equipo de japoneses afincado en el STE (Sega Technical Institute) de Estados Unidos, liderado por Yuji Naka e Hirokazu Yasuhara, con Naoto Oshima (creador del erizo) supervisando. A la larga, ciertas desavenencias entre los resultados obtenidos por el chip de sonido de Mega-Drive, la exigencia del cantante y la peliaguda situación en la que este se estaba viendo envuelto hicieron que la colaboración se rompiera.

La duda sobre la idea original de Michael Jackson para la música de Sonic 3 siempre había estado en el aire… Hasta ahora. Lejos de realizar complejos arreglos musicales y profundas letras, el Rey del Pop mandó a SEGA una cinta con los temas ideados para sonar mientras el erizo corría por la pantalla. Y lo más peculiar es que todo era obra suya, en el sentido más literal de la palabra.

 

Naoto Oshima, padre de Sonic, ha revelado que las primeras pistas de «Jacko» para Sonic 3 se grabaron haciendo beatbox. Fue el propio Michael Jackson quien, realizando un elaborado montaje, simuló sonidos de percusión, ritmos e introdujo tanto sus voces como sus peculiares gritos en las canciones que ideó para el gran plataformas de Mega-Drive.

«Él [os envió una cinta de prueba y todos nos reunimos para escucharla. Y era música, pero… Michael Jackson la había hecho toda con su boca». Así lo explicaba Oshima recientemente, añadiendo un intento de beatbox propio bastante simpático, que podéis escuchar aquí. «Sonidos de batería, trompetas simuladas – todo tarareado por él», sin faltar los típicos arreglos vocales que el artista introducía en todas las canciones que llevaban su firma.

El equipo quedó completamente fascinado por el trabajo. No solo por la calidad, sino por el hecho de tener en sus manos una cinta con «una grabación de varias pistas en las que cada tema estaba tarareado por Michael Jackson». Desde luego, todo un rara avis que, de haber salido a la luz, seguramente habría desatado la locura total entre fans tanto del cantante como del erizo.

Desgraciadamente, la existencia de algún prototipo de Sonic 3 con el beatbox de Jackson sonando de fondo es toda una incógnita. La cinta existe, aunque en paradero desconocido. Puede que alguien la tenga en sus manos y la conserve como lo que es, pura historia no solo del videojuego, sino también de la música.

Juan Antonio Fonseca Serrano

Saltando sobre tortugas en los suburbios de Midgar, con una guadaña cerca del corazón, desde finales de los 80. Juego a lo que puedo, junto letras sobre lo que me apasiona y siempre tengo un ojo en las redes.
Cerrar