Un sospechoso de realizar el ataque DDos a World of Warcraft: Classic ha sido arrestado

Blizzard logra dar con el origen de los ataques para que se encarguen las autoridades.

Wow Classic Hackers DDoS

World of Warcraft: Classic nos ha permitido ver la faceta más ordenada y civilizada de los jugadores, pero también el peor lado de otros. En los últimos días, varios servidores del juego han visto mermada su actividad a consecuencia de un ataque DDos que los estaba saturando. Blizzard no ha tardado en ponerse manos a la obra y, de hecho, ha conseguido dar con el responsable, al que ha dejado a disposición judicial tras la intervención de la ley.

El CM de World of Warcraft ha acudido a los foros oficiales del juego para explicar la situación y aclarar que, «inmediatamente después de que comenzaran los ataques de Denegación Distribuida del Servicio contra nuestro juego, el Equipo de Seguridad de Blizzard ha trabajado contrarreloj para rastrear la fuente del DDoS junto con las fuerzas de la ley nacionales e internacionales«. Como fruto de dicha investigación, solo han tardado unos días en dar con el origen y proceder al arresto del sospechoso.

World of Warcraft Classic

Fue el pasado 7 de septiembre cuando comenzaron estos ataques en WoW Classic, que posteriormente se extendieron a todo Blizzard el 8 de septiembre. Esto provocó desde kickeos en World of Warcraft hasta problemas encontrando partidas con Overwatch, provocando un descontento general que afectó a la audiencia de ambos y de otros juegos de la compañía.

Aunque no han trascendido más datos, queda por ver cuál es la sentencia con la que se acusa al culpable de los ataques y la pena a la que puede enfrentarse. El hackeo de servidores y la saturación de los servicios son delitos duramente castigados en varios países, por lo que puede enfrentarse a una pena de cárcel o a una potente multa económica por las pérdidas causadas.

Juan Antonio Fonseca Serrano

Saltando sobre tortugas en los suburbios de Midgar, con una guadaña cerca del corazón, desde finales de los 80. Juego a lo que puedo, junto letras sobre lo que me apasiona y siempre tengo un ojo en las redes.

Publicaciones relacionadas

Cerrar