Steam cuenta con estas 10 controvertidas polémicas a lo largo de su historia

Steam: Las polémicas recientes más curiosas del portal

Tras su lanzamiento en 2003, Steam fue ascendiendo de manera lenta pero segura en el mercado de los videojuegos, hasta el punto de que hoy, 13 años después, se ha convertido en el principal portal de elección para aquellos que quieren comprar juegos digitales para su ordenador.

Y no hay duda de su éxito, pero nadie es perfecto. Y es que, como todo gran agente de esta industria tan convulsa y cambiante, la conocida página de Valve se ha visto involucrada en toda clase de polémicas que, si bien a algunos les gustaría olvidar, debemos tener en cuenta para entender la situación actual de Steam. Con esta idea en mente hemos elaborado este reportaje, en el que levantamos la alfombra del portal e investigamos sus polémicas más notorias y curiosas.

Hatred sí, Hatred no

En este título presentado en octubre de 2014, controlamos a un personaje que, al parecer sin venir a cuento, decide emprender una cruzada genocida y asesina a todo aquel que se cruce en su camino con toda clase de armas. Sobra decir que su publicación fue polémica, pero más aún fue su retirada de Steam Greenlight por este contenido violento. Sin embargo, Valve decidió ser consecuente, y Gabe Newell se disculpó con el estudio responsable de Hatred, volviendo a publicar el juego bajo el argumento de que “Steam se trata de una plataforma para crear contenido y compartirlo”. Otros portales, como GOG, no lo publicaron.

Dead Island y sus “prostitutas feministas”

Si adquiriste Dead Island en su posibilidad de pre-compra a través de Steam, es más que probable que te llevaras una sorpresa, pues Techland había dejado toda una serie de problemas sin resolver de cara a un parche de día 1 que fue lanzado muy pronto. Sin embargo, entre estos errores, un data miner encontró en su código que una de las habilidades de Purna, la policía convertida en guardaespaldas que podíamos controlar en el juego, tenía como sobrenombre “Prostituta Feminista” (por decirlo de manera elegante). Tanto Techland como Steam se disculparon por no haber visto este ofensivo nombre en clave a tiempo.

Cuarto y mitad de mod

Una de las mayores polémicas en las que nunca se ha visto involucrada Steam tuvo que ver con la customización de The Elder Scrolls V: Skyrim. Y es que Valve y Bethesda se pusieron de acuerdo para establecer un sistema de mods de pago, en el cual los jugadores gastaran dinero para conseguir mejoras y personalizaciones en el título en cuestión. La comunidad respondió con un sonoro “no”, y Steam no tardó en eliminar esta posibilidad y devolver todo el dinero gastado. ¿Mods de pago en Skyrim? Las malas lenguas dirán que su futura Special Edition encaja con esa descripción.

Montaña rusa de verano

Hace poco más de un año, durante el comienzo de las Ofertas de Verano de 2015 en Steam, comenzaron a darse fuertes críticas a Valve por subir precios de diferentes juegos antes de estas rebajas, para que éstas no lo fueran realmente. Supuestamente se dio este caso en títulos como Grand Theft Auto V o War Thunder, pero finalmente quedó demostrado que en ningún momento hubo mala fe por parte de Valve, o al menos eso quedó dicho. La conclusión fue que la imagen de Steam, siempre mejorada en verano, se vio perjudicada en 2015.

Robert Yang y su huella

Cuando has leído ese nombre probablemente te haya escandalizado. Y es que es el responsable de Cobra Club, un simulador de una red social en la que nuestro personaje comparte selfies de sus genitales con otros usuarios. Pues bien, su siguiente título es una polémica en ciernes, pues Radiator 2 es una recopilación de minijuegos con temática erótica homosexual. Por supuesto, su contenido no es ningún problema más allá de que no es para todos los públicos, pero conociendo lo vocal de la comunidad de Steam y la idiosincrasia revolucionaria de Yang, la controversia está servida.

Watch Dogs 2 no es realista porque yo soy racista

Previamente al pasado E3 2016, pudimos ver el primer tráiler oficial de Watch Dogs 2, que nos impresionaba gratamente por el fuerte cambio de tercio que había experimentado esta secuela con respecto a su predecesor. Pues bien, no tardó en formarse una comunidad en Steam que criticaba a este título porque su protagonista fuera afroamericano. Toda clase de comentarios racistas fueron expedidos por los miembros de este “selecto” grupo, que Valve no tardó en eliminar, pidiendo disculpas a cualquiera que se hubiera sentido ofendido por las irracionales opiniones de estos individuos.

Regálame lo que quieras, excepto Counter-Strike

En la más reciente edición de Ofertas de Verano de Steam podemos hacernos con toda clase de juegos a precios exageradamente rebajados, pero no todo es vino y rosas en la industria del videojuego. Y es que Valve ha prohibido que regalemos Counter-Strike Global Offensive a otros usuarios durante esta promoción. Supuestamente sería para evitar que los usuarios no permanezcan en el portal tras la campaña, pero se especula sobre medidas para evitar comercio fraudulento y tácticas de “smurf”.

Valoraciones recientes y globales

Como usuario de Steam, te habrás dado cuenta de que ahora, las valoraciones que aparecen al lado de cada juego están divididas en dos categorías diferentes, para saber cuáles han sido compartidas en los últimos días, frente a las reviews globales del título. Valve introdujo este cambio recientemente para una mayor fidelidad  a la hora de decidir qué comprar en base a la valoración, pero también está sirviendo para que los trolls destruyan la nota de un videojuego sin ninguna piedad, sólo por diversión.

Todos quieren ser Netflix

A principios de abril, Steam introdujo un centenar de películas de diferentes géneros en su catálogo, para así construir un servicio de VOD que aprovechara la popularidad del portal. Sin embargo, la comunidad no tardó en encenderse por el mal funcionamiento de este servicio, concretamente en base a una limitación por regiones que hace imposible acceder al catalogo completo en cualquier país o territorio.

¿Defraudar y gastar?

Hace poco más de dos meses, el congresista estadounidense Duncan Hunter fue acusado de malversar fondos públicos para comprar videojuegos en Steam. Has leído bien, y es que, según los informes, se habría gastado 1.300 dólares del presupuesto de su campaña en la plataforma de compra. Sin embargo, no tardó en trasvasar la culpa a su hijo adolescente, que habría hecho este gasto con la tarjeta de crédito de Hunter. Igual es una locura, pero habría que tener algo de cuidado con una cuenta que contiene fondos de los contribuyentes.

Cerrar