Steam: Su comunidad se enfrenta para eliminar algunos videojuegos

Digital Homicide inspiró a un grupo de “vigilantes” de Steam

Es muy fácil que en una comunidad los ánimos se caldeen y las cosas se salgan de control, precisamente porque es en este aspecto, el control, donde Valve tiene algunas carencias que desde varios sectores de Steam se le dice que debe pulir. Porque así, los desarrolladores se asegurarían de que grupos como The Digital Homicides no traspasaran la fina línea entre la denuncia de juegos malos y el acoso feroz y brutal. Como su nombre indica, este grupo se ha bautizado a partir de los desarrolladores Digital Homicide que recientemente quisieron demandar a un buen número de usuarios que les había dado bajas valoraciones y que tras ver sus juegos retirados cesarán su actividad.

The Digital Homicides sostiene que sus intenciones son mantener lejos de Steam los juegos pobremente realizados que constituyan, en pocas palabras, una estafa para el usuario. Juegos realizados con recursos de otros títulos, o elementos genéricos incluidos por defecto en herramientas de desarrollo, plagios y en definitiva, cualquier cosa que entiendan que no merezca estar a la venta en la plataforma. La vía de entrada de este tipo de productos la tienen clara: “El foco de los problemas no está limitado a Greenlight, pero a menudo es la fuente por su sistema de votos roto y aprovechable”.

Así pues, el grupo actúa contra los juegos que son dignos de denuncia afeándoles la conducta en público en sus comentarios. El problema viene cuando de entre sus 1433 miembros, como indica Kotaku, alguno va más allá y entra en descalificaciones más serias y amenazas personales. “No somos una turba de linchadores. Expresamos nuestra opinión y cuando los desarrolladores son expuestos en sus mentiras reaccionan con enfado. Pero los usuarios de Steam pueden echar un vistazo al grupo y nuestras reglas y ver que definitivamente no somos los malos”. Más en la siguiente página.

The Digital Homicides, en efecto, tiene reglas. Y esas pasan por mantener el civismo. Denunciar juegos, sí, pero siempre razonando el porqué. No tienen forma, sin embargo, de controlar que alguna manzana podrida exprese cosas como “Si tuviera una máquina del tiempo, trasladaría a Digital Homicide a Nagasaki, al 9 de agosto de 1945”. Al estudio no le hizo gracia, y por ello sostienen que ese tipo de usuarios era al que iba dirigida su demanda.

Esto no quita que la calidad de los juegos acusados sea mucho más que discutible, y tampoco que no haga falta moderación por parte de un lado y de otro. ¿Qué opinas que debería hacer Valve para que todo esto no se le vaya aún más de las manos? 

Cerrar