Super Mario Odyssey da las razones para prescindir del contador de vidas en el juego

El próximo 27 de octubre llegará a Nintendo Switch el nuevo y esperado título del fontanero más famoso de la Gran N, Super Mario Odyssey. Un título, que promete ofrecer una visión completamente nueva de este personaje, que, en esta ocasión, apuesta por la exploración y por un mundo mucho más abierto.

Sin embargo, no son estos los únicos puntos que diferencian este título del resto de juegos protagonizados por el popular personaje de la compañía nipona. Ya que, como ha reconocido Kenta Motokura, director de esta nueva aventura durante una entrevista con Game Informer que llega de la mano de Nintendo Everything, Super Mario Odyssey prescindirá de una de las características más reconocidas de la saga; las vidas.

Porque en esta ocasión cada vez que nuestro personaje muera en pantalla, ya sea por caer de una superficie demasiado elevada, o por culpa de los enemigos que pueblen los distintos escenarios, en lugar de ir perdiendo vidas hasta que aparezca la temida pantalla de ‘Game Over’, en Super Mario Odyssey solo perderemos distintas cantidades de las monedas recogidas.

“Estuvimos considerando la forma en que encajaría un sistema de vidas en un juego de esta amplitud, centrado sobre todo en la exploración. Además, este juego en concreto cuenta con un gran número de checkpoints. Decidimos evitar el sistema de vidas porque no era un elemento que se viera como algo especialmente necesario. También pensamos que sería uno de los factores que llevaría a la gente a jugar o no; porque, mientras que los usuarios a los que se les dé bien esta clase de juegos verían en raras ocasiones la pantalla de fin de partida, quienes no sean demasiado expertos acabarían por verla de una manera mucho más frecuente.”

Cerrar