Supersticiones para empezar un buen año jugón

Apenas quedan unas horas para que el 2014 nos abandone definitivamente, un año en el que hemos gozado de muchos juegos, películas, series, momentos… Y queremos que el 2015 sea igual o incluso mejor. Por eso, un año más, os traemos una lista con varias supersticiones que se llevan a cabo el último día del año y que sirven para dar la bienvenida al nuevo con buenos augurios.

La tradición más popular es sin lugar a dudas comerse las 12 uvas con las campanadas del reloj de la Puerta del Sol de Madrid. Si no te dejas ni una conseguirás que el año que entra sea todo un éxito. Incluso se dice que si uno se imagina cómo será el nuevo año entre uva y uva, esas visualizaciones darán buenos resultados (¡recordad pensar en los grandes lanzamientos de 2015 con cada una!). Las uvas son una tradición que data de 1909 y sólo se lleva a cabo en España. Todo empezó en Alicante cuando unos viticultores necesitaban dar salida al excedente de una cosecha de uva y decidieron iniciar este rito que a la postre se ha convertido en identidad de la Nochevieja española.

Pero lo que a lo mejor alguno de vosotros no sabe es que hay más supersticiones que ayudan a preparar bien el año. Llevar una prenda roja, relacionado mucho con el amor, sirve para traer prosperidad. Mucha gente se viste de este color para entrar en el año nuevo atrayendo la suerte para los siguientes 365 días. También os podéis vestir de amarillo, color que representa el poder y la riqueza. Si queréis ir un poco más allá, siempre podéis echar un anillo de oro amarillo en la copa de champán con la que uno brinda para dar la bienvenida al año nuevo. Con este simple gesto se atrae el dinero durante el año siguiente (hay muchos juegos que consolas que comprar), por eso muchos lo intentan aunque, cuidado, no vaya a ser que vuestra pareja vea el anillo y os toque pasar por el altar sin querer.



También podéis ir preparados al brindis. Para ello hay crear una lista de deseos antes de la cena en la que cada uno pone únicamente tres deseos para el año nuevo (¿pedimos para que The Last Guardian se anuncie de una vez por todas?). Una vez escritos hay que doblar el papel y dejarlo pegado a la piel durante toda la cena. Una vez que acaban las campanadas hay que quemar el papel. En otros países hacen lo mismo sólo que meten el papel en un muñeco pequeño que va vestido con ropas viejas, al que luego queman también. Pero si tu propósito para el año que viene no es ninguno de los anteriores y lo que quieres es encontrar pareja, deberás besar a alguien del sexo contrario nada más acabar el año. Es decir, si eres hombre en vez darle un abrazo a tu padre, felicita primero a tu madre o hermana. Aunque si ya tienes pareja, besarla trae suerte para todo el año.

Todavía hay más cosas que podéis hacer y que desde aquí os animamos para que el año que viene sea vuestro año. Si no os apetece ninguna de las anteriores también podéis intentar “entrar con el pie derecho”. Si siempre has notado que tu cuñado o tu primo reciben el año a la pata coja es porque trae buena suerte que el primer pie que pise el suelo nada más acabar las 12 campanadas sea el pie derecho. Algunos también aprovechan para dar tres pequeños saltos como si se tratase de un futbolista cuando entra en un terreno de juego. En cuanto a la cena, una tradición italiana dice que si tomas lentejas durante el último día del año o inmediatamente después de las 12 de la noche te aseguras la prosperidad de los próximos 12 meses. Pero sigamos en la mesa, en este caso nos fijamos en la decoración. ¿Sabías que las velas también son un signo de superstición? Efectivamente, cada color de la vela invoca una fortuna distinta. El azul trae tranquilidad, las amarillas abundancia, el rojo la pasión y las verdes están destinadas a la salud. Así que ya sabéis, a llenar vuestra casa con muchos colores (los diferentes diseños de los mandos de nuestras consolas también cuentan).

Si lo que tenéis es dudas a la hora de vestir, os contamos que si uno se pone la ropa interior al revés durante las últimas horas del año y le da la vuelta después de las campanadas, estará pidiendo que durante el año nuevo sus armarios estén repletos de ropa. Superstición que gustará mucho a las mujeres. Si uno cree en las energías, para expulsar las malas y quedarse con las buenas lo que tiene que hacer es llenar un cubo de agua a lo largo de la mañana de hoy y cuando sean las 12 se tira por el WC, ya que esa agua ha absorbido todas las malas energías.

Otros movimientos que requieren menos esfuerzo, como dejar la casa iluminada o abrir puertas o ventanas también ayudan para tener un buen año. Dejar nuestro hogar sin rincones a oscuras ayuda a que el año entre con claridad y sin mentiras ni energías negativas (y a pasar menos miedo cuando jugamos a P. T.). Mientras que abrir puertas y ventanas trae suerte. Algunos también dicen que si uno deja una maleta en la puerta de casa el año siguiente le traerá muchos viajes.



Pero todavía hay muchas más. Barrer a medianoche en dirección a la puerta de casa simboliza expulsar las penas y la negatividad o bailar alrededor de un árbol al aire libre trae buena suerte. También podéis recibir el año con el frigorífico y la cartera llena para atraer a la abundancia. O dejar nota en el interior de uno de los zapatos ayuda a atraer la riqueza. Por último, aunque hay muchas más, tener un hijo siempre es signo de fortuna pero para esto habrá que estar preparado con bastante antelación, ya que el niño debe de nacer en el día de año nuevo.

Pero cuidado, también hay cosas que es mejor no hacer justo en esta fecha. Por ejemplo, no llorar ya que es símbolo de mal augurio, o no comer pollo porque rasca la tierra con sus patas hacia atrás, lo que indica que iremos hacia atrás (no literalmente). Aunque sí se puede comer carne de cerdo ya que representa progreso. También hay gente que dice que fregar los platos o lavarse el pelo el primer día del año puede significar la muerte de un ser querido. Además no dejar deudas pendientes (¡no dejéis vuestros juegos a fiar en la tienda!), no salir de casa antes de las campanadas y no matar mariquitas, ya que es un animal que da buena suerte, sirven para que el año que entra sea mejor que el que se va.

Esperamos os haya servido y que nos contéis vuestras supersticiones más jugonas para el día de hoy. Desde el equipo de AlfaBetaJuega os deseamos a todos un feliz año 2015.

Nacho Castañón

Editor y PR en Andro4all. Licenciado en Periodismo y Comunicación Integral. Formado en El Referente, Agencia Colpisa y AlfaBetaJuega, y escribiendo sobre el mundo de la tecnología, videojuegos y deporte desde 2013. Mi perfil en LinkedIn.
Cerrar