Surge nuevo material del cancelado DOOM 4

Un vídeo con entornos, animaciones, enemigos y hasta el multijugador de DOOM 4.

Antes de que llegara ese magnífico DOOM de 2016, id Software estuvo trabajando en DOOM 4. Un título que tenía previsto seguir la estela marcada por el cambio de rumbo de DOOM 3, más terror y menos acción, pero que no llegó a buen puerto. Hemos visto numerosos detalles sobre él con el paso del tiempo, y ahora surge más material de este título cancelado. Traemos más información jugosa sobre lo que pudo haber sido DOOM 4.

Nuevo gameplay y material en vídeo del DOOM 4 cancelado

Lo que ha surgido esta vez es una tonelada de material en vídeo bastante revelador. Un vistazo en profundidad a animaciones de enemigos, entornos y hasta fracciones de combate en una versión prototipo del juego, además de varios personajes. Contenido que, en cierto modo, recuerda tanto al DOOM de 2016 como a DOOM Eternal, dejando claro que id Software aprovechó material para aprovechar mejor todo lo realizado.

Ideas como enemigos que te agarrarían para intentar matarte, con animaciones para defenderte de ellos, humanos mutados con superpoderes y hasta secciones multijugador competitivo. Muchos detalles interesantes concentrados en estos dos minutos de DOOM 4 en vídeo que tenéis sobre estas líneas. El propio vicepresidente de Bethesda reveló hace años por qué se canceló el proyecto. Aunque, viendo lo visto, habría sido de lo más interesante probarlo.

Un parecido excesivo con Call of Duty, aunque una ambientación y mecánicas mucho más «bestias». No es la primera vez que vemos material de DOOM 4, pero sí es la primera vez que vemos algo nuevo sobre algo ya bastante antiguo. Y vosotros, ¿habríais querido jugar a este DOOM o preferís el camino que se ha tomado y que se seguirá en 2021?

Juan Antonio Fonseca Serrano

Saltando sobre tortugas en los suburbios de Midgar, con una guadaña cerca del corazón, desde finales de los 80. Juego a lo que puedo, junto letras sobre lo que me apasiona y siempre tengo un ojo en las redes.
Cerrar