Surgen nuevos detalles sobre la ruptura de relación entre Quantic Dream y PlayStation

El motivo de la ruptura sería "un androide rubio de grandes pechos", y no estamos bromeando.

A principios de 2020, Quantic Dream anunciaba que se convertía en un estudio independiente, alejándose del paraguas de PlayStation después de 10 años de relación y 23 años de existencia. Por supuesto, el drama no descansa, y es que un famoso usuario ha decidido desempolvar esta historia para descubrir los detalles específicos de la separación de Quantic Dream y PlayStation. Tom Henderson nos trae los detalles, y aquí te contamos todo.

Después del lanzamiento de Beyond: Two Souls para PS3, Quantic Dream se puso manos a la obra para trabajar en un título de mundo abierto que llegaba bajo el nombre clave de «Project Karma«, título que cambió dos años después de su desarrollo a «Project Solstice«. El estudio estaba teniendo problemas a la hora de desarrollar este título debido a su motor, momento en el que Sony decidió cancelar el proyecto para apresurar el desarrollo de lo que acabó siendo Detroit: Become Human en 2018, título que a su vez tomaba inspiración de la demo «Kara» que Quantic Dream realizo para Sony en el año 2012.

Detroit: Become Human iba a tener cuatro protagonistas originalmente, aunque acabó llegando con solo tres. Uno de estos protagonistas sería «un androide que tendría pelo rubio y pechos enormes«, y que se dedicaría al trabajo sexual. Esto nos gustó a Sony en absoluto, y la compañía no se limitó a simplemente sacarlo del juego, sino que también fue uno de los catalizadores para apresurar el fin del contrato entre Quantic Dream y PlayStation.

Quantic Dream podría estar trabajando en un juego de Star Wars, y además, sabemos que estará más centrado en la acción que títulos como Detroit: Become Human. No sabemos si los restos del «Project Solstice» podrían haberse convertido en este nuevo juego de Star Wars, pero teniendo en cuenta que el motor usado por Quantic Dream en la época no hacía posible el mundo abierto, habría que pensárselo dos veces.

Tomás Rivero

Adicto a cualquier cosa con una pantalla. Mi madre es Lara Croft y mi padre un PS1 sin tarjeta de memoria, de ahí mi paciencia. Me opongo absolutamente a que los juegos de terror duren más de 15 minutos.
Cerrar