Team 17 pudo perder los derechos de Worms

Worms, la saga de videojuegos protagonizada por gusanos enfrentados en una guerra en miniatura, estuvo a punto de pasar a manos de una editora a finales de los noventa. Así lo ha revelado en una columna del portal Develop la directora de Team 17, Debbie Bestwick, quien posee los derechos de la franquicia. Esta situación se produjo debido a que desde Team 17 no podía hacer frente al desarrollo de uno de sus títulos y tuvieron que recurrir al apoyo de esta editora.

"Los objetivos de ventas se fijaron por el editor, junto con una cláusula que en la que se cedía la IP de Worms si esas cifras no se alcanzaban", dice Bestwick, a lo que añade: "Una estrecha relación de trabajo con el equipo de la editorial permitió a Team17 supervisar las órdenes sobre una base del día a día, sabiendo cuántas unidades se vendían y donde se habían enviado en los 12 meses anteriores (el objetivo tenía que superarse en los 12 meses posteriores al acuerdo). En ese momento, la financiación adicional era necesaria, pero aceptar cláusulas que incluyen convulsión de IP es más que estúpido."

Para suerte de Debbie y del estudio Team 17, las ventas de aquel título superaron en tal solo un 1.7% el objetivo impuesto por la editora y por lo tanto pudieron mantener los derechos de la franquicia, algo sobre lo que Bestwick se muestra orgullosa y afirma que no volverá a cometer el mismo error. Actualmente el estudio es independiente y publica sus propios videojuegos, como Worms Battleground, lanzado en mayo para Xbox One y PS4.

Juan Montes

Comunicador y apasionado de los videojuegos de aventuras, rol y plataformas. Crecí junto a un marsupial y blandiendo la llave espada; ahora acompaño a cazarrecompensas, asaltatumbas y luciérnagas con la misma pasión.
Cerrar