Tekken 7: Katsuhiro Harada afirma que el desarrollo japonés está muerto

La escena de desarrollo de videojuegos japonesa lleva unos años levantando suspicacias en el sector: desde el fracaso de Wii U hasta la externalización de la propiedad intelectual a desarrolladores occidentales. No sólo es algo que veamos desde aquí, sino que la propia industria japonesa se ve a sí misma con un futuro oscuro. Así lo ha confirmado Katsuhiro Harada, director de Bandai Namco y productor de Tekken 7, que será lanzado para PlayStation 4, Xbox One y PC.

En una entrevista, Harada se ha mostrado pesimista y ha recordado que él ya veía muerto al desarrollo japonés en la década de los 90 y que su opinión no ha cambiado. Reconoce que sigue habiendo buenos juegos, pero que Japón no puede competir “con los Estados Unidos., donde hay muchos más desarrolladores y fondos”. Aunque reconoce que “hay algunos títulos que sólo los japoneses pueden hacer”, también afirma que su país no va a volver a estar a la cabeza de la industria.

Finalmente, concluye que él tan sólo es realista y que, aunque Japón no está en su mejor momento, tampoco está en el peor. Quizá los tiempos hayan cambiado, pero es indiscutible que el país de origen de sagas como Final Fantasy, The Legend of Zelda o Resident Evil aún sigue siendo una figura indispensable en los videojuegos.

Publicaciones relacionadas

Cerrar