The Elder Scrolls VI contará con una generación procedural

Una técnica de creación automática en auge en juegos de mundo abiertos.

The Elder Scrolls VI y Starfield contarán con los mapas más grandes a los que Bethesda se ha enfrentado nunca, así como a un importante salto gráfico gracias a la nueva versión del veterano Creation Engine. Para ello, la compañía hará uso por primera vez de una generación procedural del mundo y poderse centrar en crear a mano los lugares de verdadero interés.

«Queremos dedicar nuestro tiempo a elaborar a mano las cosas que se pueden decir que están hechas a mano», afirma Todd Howard (vía Gamerant). «Si podemos usar sistemas procedurales para generar contenido que mantenga el juego duradero, entonces eso es en lo que queremos apoyarnos», confirma así Howard que será una técnica que usarán futuro proyectos de la compañía. «Las cosas que estamos haciendo ahora, estamos impulsando la generación de procedimientos más allá de lo que hemos hecho en mucho tiempo».

Aunque en Bethesda siempre han preferido retocar a mano sus escenarios, la generación procedural fue utilizada en Oblivion para crear llanuras entre localizaciones, o en la generación de misiones de NPCs en Fallout 4, que variaba entre matar a x criaturas en una zona o defender determinado asentamiento. Por el momento no queda claro de qué manera será implementada en esta ocasión, teniendo en cuenta que el objetivo de Howard es que ayude a hacer los juegos «eternos».

The Elder Scrolls VI y Starfield no cuentan siquiera con fecha de salida determinada, por lo que puede que aún quede más de un año para su lanzamiento. Mientras, veremos que sucede con la exclusividad de estas y otras licencias de Bethesda tras su compra por parte de Microsoft.

Luis Avilés

Periodista de profesión y jugador de vocación. Me he criado con una consola entre las manos y me esfuerzo día a día en convertir mi hobby en una forma de vida.
Cerrar