The Last Guardian: Cosas que deberías saber que no se explican

The Last Guardian: Cosas que deberías saber que no se explican

Después de 10 años de desarrollo y retrasos, al fin ha llegado The Last Guardian, el juego de Team Ico que ha logrado que adoremos a Trico, el compañero del protagonista de esta historia. Y como en la encuesta que os hicimos sobre lo que más os gustaba del juego, la opción más votada fue “Trico y su comportamiento”, os traemos una guía de consejos sobre cómo tratar a este extraño animal, gracias a PrimaGames.
 
 Trico puede resultar algo difícil de entender, aunque, si prestamos atención a su comportamiento, a sus gestos y a su actitud, podremos superar cualquier punto de The Last Guardian sin ninguna complicación. Uno de los puntos para comprender a este gran animal son sus ojos. Mientras que un color oscuro representa tranquilidad en nuestro compañero, el rosa significa que Trico se ha puesto en modo hostil, normalmente debido a los enemigos mágicos que encontramos en el juego. Por otro lado, si Trico presenta unos ojos amarillos muy claros, o blancos, será porque se encuentra distraído, o asustado.
 
También habrá momentos del juego en los que será necesario tranquilizar a Trico, y la mejor forma de calmarlo es acariciarlo en el cuello. Como, por ejemplo, a la hora de atravesar un túnel por el que Trico no puede pasar. Además, pare entender bien a nuestro peludo amigo, deberemos fijarnos en los sonidos que produce. Si el niño protagonista se aleja demasiado, Trico se pondrá a sollozar. Si nuestro amigo quiere llevarnos a otra parte, se pondrá a gruñir para llamar nuestra atención. Además, en caso de que le veamos mirando hacia arriba y aullando, deberíamos subirnos encima de él, ya que este gesto significa que Trico quiere llevarnos a la siguiente localización del juego. En algún momento, Trico también podrá llamarnos. Ya que puede que haya encontrado la salida antes que nosotros, y solo quiera mostrárnosla. Además, hay que tener en cuenta que si nos encontramos bloqueados en un punto puede ser porque sea necesario subir encima de Trico, que puede saltar superficies muy altas, como columnas. Pero si llega un momento en el que ni siquiera Trico puede mostrarnos el camino a seguir, oiremos una serie de consejos para continuar con el juego. Y si escuchamos todas esas narraciones, desbloquearemos un logro.
 
 
Otro punto importante del juego, además de Trico, son los puzles que debemos resolver. Y aunque al apuntar hacia un lugar con R1 moveremos a Trico hacia ese punto, hay veces que en los puzles de plataformas, cuando estemos montando sobre esta gran bestia, Trico nos llevará a lugares a los que no queremos ir. En ese caso, lo único que podemos hacer es bajarnos en un punto seguro, ya que de esta forma, será más probable que Trico se resetee y continúe por el camino correcto. Aunque podemos hacer que nuestro amigo arrastre distintos objetos pulsando R1 y cuadrado, nosotros también podemos empujar objetos utilizando solo el cuadrado.
 
En cuanto a los combates, podemos echar una mano a Trico arrancándoles el casco a los trajes caídos. Para evitar que los guardias arrojen lanzas a nuestro peludo compañero, podremos empujar a los enemigos o colgarnos de sus espaldas. Aunque tendremos que estar atentos por si a Trico le da por embestir. Por otra parte, es bastante complicado evitar que los guardias nos detecten. E ir de puntillas no juega en nuestro favor, ya que la única forma de pasar inadvertidos es ir por detrás de ellos, sin que nos vean. Otro obstáculo o enemigo del juego son las puertas azules. Ya que si nos capturan nos llevarán hacia ellas lo que significará el fin del juego.
 
Por último, solo hay un objeto coleccionable en el juego, los barriles de los que se alimenta Trico y que podemos descubrir por las mariposas azules que los rodean. Si estamos al lado de uno de estos barriles brillantes, veremos tres mariposas a nuestro alrededor. Y más mariposas implican más barriles cerca. Una vez que nos hagamos con todos estos coleccionables, también conseguiremos otro trofeo del juego.
 
Por último, si Trico no puede seguir una de nuestras órdenes, por ejemplo, por falta de espacio, se pondrá a sollozar.

Cerrar