The Last of Us: Remasterizado es más tétrico en una vieja televisión de tubo

The Last of Us es, fuera de discusión, un juegazo absoluto dentro del catálogo de PlayStation 3. Y como a nadie amarga un dulce, el poder volver a disfrutar de este título de Naughty Dog en PlayStation 4 con mejoras gráficas es algo que, en especial a quienes no lo jugasen en su momento, tampoco viene mal. Pero también es bien sabido que las viejas películas de terror pierden si no se ven en ese VHS cascado a través de una tele de tubo. El grano gordo sienta bien al terror, amigos, y por ello no hay nada como jugar a The Last of Us: Remasterizado en una televisión vieja.

Parece un viaje para el que, en principio, no hacían falta alforjas porque, caray, es contradictorio jugar a un juego remasterizado gráficamente en un dispositivo que disminuye la calidad de imagen. Pero Kotaku nos muestra cómo, en realidad, este retroceso tecnológico le hace incluso un favor al juego, dándole una atmósfera aún más tétrica. Para ello, y como veréis en las imágenes y vídeo adjuntos a continuación y en las siguientes páginas, se ha conectado una PlayStation 4 a una televisión de tubo catódico con sus buenos años encima mediante un adaptador HDMI. No hay que negar que tiene su punto. ¿Qué os parece a vosotros?

Publicaciones relacionadas

Cerrar