The Legend of Zelda: Breath of the Wild desvela su gran problema

El gran problema de The Legend of Zelda: Breath of the Wild

Todo el mundo concuerda con que The Legend of Zelda: Breath of the Wild es un juego maravilloso y que es un debut inmejorable para Nintendo Switch. Pero no todo es miel y ambrosías. Hay un cierto problema, un problemilla de nada que se se puede presentar. No, cuidado, no le vamos a sacar ningún defecto al juego, todo el mundo tranquilo. Solo queremos dar un importante consejo a la población. Moderación, moderación ante todo, y saber cuando parar es el secreto para una vida saludable con The Legend of Zelda: Breath of the Wild.

De lo contrario, pueden suceder efectos secundarios no deseados como el que registra Julia Lepetit en su inconfundible estilo. No hagas oídos sordos a este mensaje de Dorkly. Vale que quieres ayudar al pueblo de Hyrule, pero siempre hay que marcar unos límites. Así que recuerda que dosificar el tiempo es lo ideal. Aunque esta misión te lleve un, ehm, ratito más largo de lo normal…

– Uau, tía, pareces cansada. ¿Qué te ha pasado? 

– Zelda.

– ¿Por qué parte vas? Debe ser muy emocionante para que no hayas dormido.

– ¡Mis maracas! ¡Alguien me ha robado las semillas de su interior! ¿Puedes recorrer el mundo y encontrármelas? Están en lugares complemente imposibles de localizar. 

– … He perdido la solidaridad

–  PERO ES QUE ES TAN BUENO.


 

Publicaciones relacionadas

Cerrar