The Legend of Zelda: Breath of the Wild se vuelve perturbador en cierto punto por la cara de LInk

Uno de los rasgos que distingue a The Legend of Zelda: Breath of the Wild es el uso del cell shading, algo que no es nuevo en la saga, pero que bien empleado funciona a la perfección. Cuando funciona, claro, porque ni siquiera Nintendo es ajena al azote de los bugs. Varios usuarios del juego más vendido de Switch se han dado cuenta de un inquietante detalle cuando acceden a cierta localización del juego.

Es un juego al que no es especialmente fácil y llegar y quizá por eso ha pasado desapercibido. En Reddit se dieron cuenta hace cosa de un mes que se puede trepar hasta una grieta del portón que hay sobre el Lago Hylia. Lo que sucedió a continuación no lo pudieron creer. Resulta que por arte de birlibirloque, el cell shading se desactivó dejando un modelo de Link de aspecto plástico, inerte y con la mirada vacía, más como un infernal muñeco que como el héroe que conocemos y amamos.

Para algunos usuarios esto resulta bastante perturbador, e incluso les recuerda a las viejas escenas de corte de cuando los gráficos no estaban tan perfeccionados. A otros, esa estampa de Link como salido de un blíster de Mattel, con mirada de besugo y escalifriante textura les hace cierta gracia.

¿Conocías este bug?




Cerrar