The Legend of Zelda: Breath of the Wild te hace buscar sus coleccionables a conciencia

The Legend of Zelda: Breath of the Wild te hace buscar sus coleccionables a conciencia

Si eres del tipo de jugador que gusta de rebuscar y remover cada porción del mapeado de un juego en busca de los objetos coleccionables que esconde, los de The Legend of Zelda: Breath of the Wild te van a encantar. No solo requieren de la resolución de puzzles, algunos bastante lógicos y simples, sino que además hay muchos a encontrar. Son las semillas kolog, y tienes 900 repartidas por el terreno del juego.

Las semillas kolog son un elemento que necesitaremos inicialmente para que un ser llamado Obab pueda volver a tocar sus maracas, porque así es feliz el hombre y echa la tarde. A cambio de contribuir a que este señor ponga la cabeza como un bombo a quien tenga cerca, el tamaño de nuestro inventario se verá ampliado, lo cual no está mal. Así que la misión inicial es encontrar un semilla kolog, pero si eres Patricia Hernández, redactora de Kotaku, una vez cumplida la misión te lanzarás a buscar las otras 899 semillas. Las puedes encontrar de múltiples maneras: derritiendo hielo, lanzando rocas a agujeros, haciendo ofrendas en altares, etc.

Los elementos coleccionables se usan principalmente para alargar el tiempo de juego, pero si en vez de ponerlos a simple vista hay que resolver algún pequeño dilema para dar con cada uno ya es otra cosa. ¿Piensas encontrar todas las semillas en Breath of the Wild?

Cerrar