The Legend of Zelda: Breath of the Wild tiene estos 10 detalles curiosos que quizás no te has dado cuenta

The Legend of Zelda: Breath of the Wild tiene estos 10 detalles curiosos que quizás no te has dado cuenta

De todos es sabido la atención a los detalles que suele prestar Nintendo con sus juegos, y especialmente con las entregas de la saga The Legend of Zelda. No obstante, algunos de ellos pasan desapercibidos, y es que están pensados precisamente para cubrir todo el aspecto de posibilidades, por retorcidas e inusuales que éstas sean. Son cosas como estas las que te harán esperar lo inesperado en The Legend of Zelda: Breath of the Wild.

Dorkly ha recopilado 10 detalles fabulosos de The Legend of Zelda: Breath of the Wild que te sorprenderán en algunos casos y te harán esbozar una sonrisa en otros. Y es que según como te portes y las cosas que hagan, así reaccionarán los demás cuando te vean. Y eso incluye, por ejemplo, verte en paños menores o con intenciones de hacer algo imprudente. Veámoslos: 

La vida es bella: Si te colocas al borde de un puente y un ciudadano pasa cerca, puede que malinterprete lo que haces. El ciudadano en cuestión es Brigo, y le darás un buen susto. El sufrido individuo te dará una charla tratando de convencerte de que no hagas ninguna locura, que tienes mucha vida por delante y que hay muchas cosas de las que disfrutar en el mundo. No sabe, claro que para tí, saltar de un puente es un juego de niños.

Muerte por cucco: No hagas enfadar a los cuccos, no quieres verlos enfadados. A menos que quieras usarlos como arma, entonces sí. La ferocidad con la que tradicionalmente las aves atacan a Link se puede usar para que descarguen su ira contra un enemigo cercano. 

Una receta en cada establo: Pueden parecer iguales, pero cada establo de Breath of the Wild es distinto, tanto en su gente como en su decoración, y en esto último está el quid. Los establos tienen cada uno su propia receta secreta, y de ella te ven pelos y señales en carteles.

Pero ponte algo, hombre: Pasearse desnudo siempre trae cola, sin segundas. Ya te contamos cómo reacionan varios de los personajes cuando ven a Link en paños menores en esta noticia. Hablando de lo cual…

Admira este cuerpazo golosina: Link se nos ha vuelto un poco presumido. Observa qué animación tiene ahora cuando se queda sin hacer nada mientras no lleva camiseta. ¡Solo le falta besarse los bíceps!



El toque mágico: A veces, la mejor manera de arreglar un arma está oculta a simple vista. Por ejemplo, prueba tirarle una espada oxidada a un Octorock. El monstruo la engullirá y para nuestra sorpresa, la escupirá nueva y reluciente. Y también funciona con escudos. Asqueroso pero efectivo.



Link, el amigo de los animales
: En Breath of the Wild, casi cualquier cosa con cuatro patas es susceptible de poder ser montura de Link. Osos incluidos, ¿porque quién, que no sea Putin, no ha soñado nunca montar un oso hacia el campo de batalla? Con los enemigos esta regla no funciona, salvo si el enemigo es un huesudo Stalhorse. Si das con uno, galopa. Galopa como el viento.

Hablar Sheikah es fácil y divertido: Los Sheikah te han dejado multitud de mensajes escritos en sus caracteres, que tienen su equivalencia en el alfabeto romano. Mensajes que, a veces, dan pistas. Otras, demuestran que los Sheikah también eran unos apasionados de los memes. ¿Qué dice ahí, que todas las bases pertenecen a quién?



Armas multiusos: ¿Para qué puede servir una espada de hielo o una espada de fuego aparte de para causar daño por quemaduras, sean gélidas o incandescentes? Pues para mejorar la temperatura ambiente, por ejemplo. Un detalle poco visto en los videojuegos.



Satoru Iwata sigue presente: En un momento dado del juego, un personaje amistoso llamado Botrick hará acto de presencia. Es un señor afable que vende flechas, lleva gafas y lleva un peinado con raya en medio. Pero por si no te suena, te contará que hay un ser mítico que vive en la Montaña Satori. Más claro no te lo puede poner.

Cerrar