The Legend of Zelda: Las mazmorras más difíciles de la saga

The Legend of Zelda: Las mazmorras más difíciles de la saga

Hay muchos elementos que caracterizan a la saga The Legend of Zelda, desde el rubio cabello de Link, pasando por la Trifuerza o Navi. Pero también hay que destacar las mazmorras, esos escenarios a los que acudimos en la búsqueda de retos que en ocasiones nos hacen pensar en si somos realmente buenos jugadores o si somos unos mantas que deberían pensar en otra afición.

Desde  WhatCulture han realizado un recopilatorio que queremos compartir contigo para que recuerdes tu paso a lo largo de The Legend of Zelda, ¿Cuáles son tus mazmorras preferidas? ¿En cuáles has sufrido más? ¡Compártelo con nosotros! Y por supuesto, si tienes alguna experiencia divertida en algunas ubicaciones de esta lista, o en alguna otra, ¡cuéntanosla!

Death Mountain (The Legend of Zelda).

Más de 50 salas en las que perderse y en todas ellas un peligro acechando. Una r prueba de que los desarrolladores querían incomodarnos con enemigos esperando para meternos en problemas. Y eso por no hablar de sus pasadizos secretos, en definitiva, un lugar bastante hostil que años después sigue costándonos.

Gran Palacio (The Legend of Zelda 2: The Adventure of Link).

Confusión, largos pasillos, magia limitada, escasos puntos seguros y batallas con las criaturas más duras del juego. Y claro, ¡Dark Link esperando al final! Como lugar de vacaciones no es recomendable.

Palacio Helado (The Legend of Zelda: A Link to the Past).

Más de uno habrá maldecido a Nintendo por la cantidad de trampas presente en esta mazmorra, en las cuales no era difícil caer si tenemos en cuenta los resbaladizos suelos que componían esta ubicación. ¿Quieres más? Puzzles exigentes y un jefe esperándote para demostrarte lo que es el dolor.

Turtle Rock (The Legend of Zelda: Link's Awakening).

Si has pasado por aquí te habrás vuelto loco completando sus acertijos y las habitaciones secretas que no aparecían en el mapa. ¿No? Entonces seguro que los jefes de menor nivel que acechaban con demasiad asiduidad consumirían tu paciencia. Una prueba antes de llegar al jefe final de Link's Awakening.

El Templo del Agua (The Legend of Zelda: Ocarina of Time).

Ya no es que sea un nivel complicado en The Legend of Zelda, es que es una de las pruebas más duras jamás creadas por Nintendo. Las pesadas botas de hierro y tener que movernos por un medio acuático nos obligaba a reiniciar constantemente la partida.  Pero tranquilos, que no es el más difícil, atiende a lo que está por venir.

Stone Tower Temple (The Legend of Zelda: Majora's Mask).

El examen que ponía a prueba lo que habías aprendido en este juego y todo lo que sabías sobre las máscaras mágicas. Cualquier error suponía la muerte y eso por no hablar de sus mini-jefes que hacían que te preguntases, ¿por qué vine?

El Bosque Forsaken (The Legend of Zelda: Wind Maker).

Los cambios de ritmo caracterizaban esta mazmorra: sigilo, luego acción con espada. No había forma de enterearse de qué había que hacer. Para volverse loco.

Palacio Oscuro (The Legend of Zelda: A Link Between Worlds).

¿Alguna vez has vivido la odisea que supone ir de tu cuarto a la cocina por la noche, a oscuras? Pues en eso se basaba esta mazmorra, vagar sin rumbo en un lugar a oscuras donde había de todo menos luz. Sí, había linterna, pero era imposible usarla mientras se portaba otro objeto.

Guarida del clan Yiga (The Legend of Zelda: Breath of the Wild).

Mazmorra que ponía a prueba nuestro nivel de sigilo, cuidado con ser descubierto mientras exploras o acabarás muriendo entre terrible sufrimiento como dice el famoso pescadero de Tele 5. Mejor que no lo intentes si no sabes moverte entre las sombras.

Publicaciones relacionadas

Cerrar