The Walking Dead: El final del octavo episodio cambiará drásticamente a Rick y Daryl

Se avecinan tiempos aún más oscuros para los supervivientes del apocalipsis zombie que protagonizan The Walking Dead, la exitosa serie del canal norteamericano AMC (Emitido en España por el canal FOX) que capítulos tras capítulo y temporada tras temporada va superando sus propias marcas de audiencia y conquistando a los fans a base de capítulos irregulares y finales de infarto. En relación a esto último, no puede pasar desapercibido ese final de la primera parte de la quinta temporada de la ficción protagonizada por Rick, Daryl, Carl, Michonne y compañía que causó furor en las redes sociales y que de paso enfureció a muchos fans que incluso comenzaron una ferviente campaña online de recogida de firmas para que los responsables de The Walking Dead decidieran recuperar a un personaje muy querido que nos dejaba, presumiblemente, para siempre.

Así es, estamos hablando de cuando [SPOILER] Beth intentaba matar a Dawn apuñalándola, y ésta le disparaba en la cabeza, lo que provocaba que Daryl matase a Dawn, y que a su vez produjo que el intercambio en un principio pacífico acabara en un baño de sangre entre los supervivientes capitaneados por Rick Grimmes y los policías del hospital [SPOILER]. Respecto a este final y lo que conllevará para The Walking Dead en el avance de la serie en general y en los próximos capítulos de la quinta temporada en concreto ha querido hablar el mismísimo productor ejecutivo de la serie, Scott M. Gimple, y os contamos lo que ha revelado al respecto.

De esta forma, tras los sucesos acaecidos en el hospital y después de lo vivido en el arco argumental con los hombres caníbales dirigidos por Gareth, se puede ir apreciando que Rick (Andrew Lincoln) cada vez es más duro e insensible ante la situación que les ha tocado vivir (o sobrevivir más bien), donde se ha demostrado que el antiguo sheriff cada vez es más implacable en sus acciones y que es capaz de salvar de cualquier peligro a su familia y su grupo, donde éstos confían ciegamente en él y que siempre conseguirá protegerles de cualquier peligro, ya provenga de los vivos o de los muertos. A esto hay que sumarle que el plan original ideado por Rick para rescatar a Beth y Carol del hospital era tan sangriento y arriesgado que el mismísimo Daryl tuvo que frenarle y apoyar la iniciativa del intercambio de rehenes.



Por todo esto y lo que vendrá a continuación en los próximos episodios de la quinta temporada, Scott M. Gimple ya ha adelantado que los dos líderes del grupo, Rick y Daryl, evolucionarán y esto conllevará a que "Rick se fortalezca de forma aún más agresiva, lo que provocará que adquiera una actitud más despreocupada hacia el mundo que les rodea, por lo que ya no dará más segundas oportunidades". Por tanto, el final del octavo episodio significará que "Rick se vuelva más oscuro con tal de mantener a salvo a su familia y a su grupo".

Pero Daryl Dixon (Norman Reedus) también cambiará, tal y como reconoce el propio actor que le da vida, debido a [SPOILER] la muerte de Beth [SPOILER], puesto que han perdido ese "símbolo de esperanza para el grupo, contemplar eso fue devastador". Por todo ello, Dixon asegura que ahora más que nunca el grupo ha ido perdiendo "la humanidad y la bondad de forma progresiva", lo que conllevará al hecho de que seguir adelante en su lucha por sobrevivir ante los zombies y otros humanos cada vez sea más difícil.

¿Cómo pensáis que continuará la lucha por la supervivencia de los protagonistas de The Walking Dead? ¿Creéis que el buen entendimiento entre Rick y Daryl se romperá y esto dividirá al grupo de supervivientes?

Publicaciones relacionadas

Cerrar