The Witcher 3: Así es como un diseñador abrió accidentalmente todas las puertas del juego

The Witcher 3: Cómo un diseñador abrió accidentalmente todas las puertas del juego

Los videojuegos de mundo abierto tan complejos como The Witcher 3: Wild Hunt deben funcionar como un reloj para que no haya ni un error, por lo que un solo traspiés puede llevar al traste el trabajo de años. En ese sentido, el portal Kotaku ha hablado recientemente de un viaje que realizaron a las oficinas de CD Projekt RED y en el que compartieron algunos interesantes intercambios de anécdotas de los desarrolladores.

Precisamente es ahí de donde sale la historia que hoy cuentan y que ahora te trasladamos. Miles Tost, diseñador de niveles del videojuego, señaló al mencionado portal que un día, desarrollando la segunda y última expansión Blood and Wine, se dieron cuenta de que todas las puertas del juego estaban abiertas y que podían entrar libremente en todas y cada una de ellas. Durante mucho tiempo no entendieron qué pasaba.

Era un problema, pues tras algunas de ellas no había nada y si el jugador las traspasaba caería al vacío. Todo acabó siendo culpa de una misión de Blood and Wine en la que CD Projekt quería que el jugador se centrar en la narrativa y, por lo tanto, no pudiera abrir puertas. Decidieron bloquearlas, pero cuando hicieron el paso a la inversa se encontraron con el problema de tenerlas todas abiertas al mismo tiempo.

Cerrar