The Witcher 3: El gwynt fue ideado en una bañera

Pocos hubieran pensado antes de que The Witcher 3: Wild Hunt saliera al mercado hace ya casi dos meses que el juego de cartas que incluye el título de CD Projekt se convertiría en uno de los aspectos mejor valorados del videojuego y en un auténtico vicio que ha mantenido a centenares de usuarios enganchados tratando de mejorar sus barajas.

Precisamente hoy hemos conocido cómo surgió la idea del gwynt y tiene un origen realmente curioso y sorprendente. Y es que todo comenzó cuando el diseñador de jugabilidad Damien Monner y el jefe de desarrollo de negocios Rafal Jaki de CD Projekt pensaron que su The Witcher 3 debía incluir un juego de cartas. Pese a que a otros integrantes de la compañía polaca no les parecía bien comenzar otro proyecto de una gran envergadura les dieron un par de días para pensar.

Estos dos días coincidieron con un fin de semana y fue cuando Monner se estaba bañando que le empezaron a cuadrar las ideas y acabó planeando lo que a la postre sería el adictivo gwynt. Tras salir de la bañera Damien Monner se puso manos a la obra y ese mismo fin de semana hizo con Photoshop 100 cartas de las que finalmente estarían disponibles en el juego.

Por otra parte, en unas declaraciones al portal Nerdist CD Projekt ha contado que muchos usuarios les han pedido versión física del gwynt o incluso un juego free to play en línea. Sería una fantástica idea. ¿Tú qué opinas?

Publicaciones relacionadas

Cerrar