The Witcher 3: Los libros están presentes en el juego de formas que no imaginas

The Witcher 3: Los libros están presentes en el juego de formas que no imaginas

Han pasado más de dos años desde que CD Projekt RED nos maravilló con su The Witcher 3: Wild Hunt, que supuso el cierre de oro a una trilogía inolvidable y que, para muchos, se ha convertido en el gran videojuego de esta generación y en uno de los RPGs occidentales más importantes de todos los tiempos. Nada de todo ello es exagerado y gran parte de la culpa la tiene Andrzej Sapkowski y sus novelas.

Mucho antes de que Geralt de Rivia diera el salto al ocio electrónico ya habíamos podido seguir sus aventuras en una extensa saga de libros que, si todavía no lo has hecho, te recomendamos encarecidamente leer cuanto antes. Una saga de libros que, de hecho, está increíblemente presente en la obra del estudio polaco. Si los conoces lo detectarías al instante (o no), pero si no lo has hecho te lo contamos en el día hoy (aunque es interesante independientemente de cuál sea tu situación).

El guiño más evidente a la obra de Sapkowski es el que encontramos en casi cualquier estantería del videojuego, pues en ella solemos ver un volumen llamado El último deseo. Este libro no es otro que la primera aventura de Geralt de Rivia, en el que el brujo de pelo blanco y Yennefer de Vengerberg se conocieron y enamoraron gracias al deseo que les concedió un djinn. En el juego podemos leer un extracto íntegro y fiel de la traducción al castellano del mencionado libro.

Pero las referencias a la historia de amor entre Geralt y Yennefer no acaban ahí. CD Projekt tenía la difícil misión de dar a conocer a la hechicera a los no lectores tras dos videojuegos enteros sin hablar de ella. Es por ello que nos brindó uno de los mejores momentos de todo el título. Nos referimos a cuando la barda Priscilla entona el The Wolven Storm, que no es más que una canción que refleja el complejo y esquivo romance de los comentados personajes. Una obra de arte en forma de música.

“Mi amarga grosella y lila más dulce”, “de mis sueños huyes”, “un destino se teje y nos une sin remedio”, “hasta la tormenta seguiré al lobo más fiero” o “desconozco si nos unirá el destino o el amor y su ceguera han intervenido” son algunas de las perlas con las que nos deleita esa maravillosa canción que no solo es un magnífico resumen para los no iniciados, sino (al menos para mí) el mejor momento de todo The Witcher 3. Conmovedor hasta decir basta.

Las referencias a la obra de Sapkowski, sin embargo, no terminan aquí. Antes de que reapareciera por sorpresa en la expansión Blood and Wine, CD Projekt se propuso satisfacer a los fans haciendo que uno de los personajes más queridos de los libros, Regis, “apareciera” de forma indirecta. Lo hacía en el libro Mi tarde con un vampiro, en el que se cuenta una de las historias que vivió el vampiro que formaba parte de la compañía de Geralt cuando salió en busca de la desaparecida Ciri.

Despedimos este artículo con un último y curioso guiño a los libros del polaco Sapkowski. Y es que a las afueras de Oxenfurt podemos encontrar a un tipo con un wyverno enjaulado dando un discurso a unos guardias. Más tarde escapa y el caos se apodera de la situación. En los libros ocurría algo muy parecido con Ciri, que estaba presente cuando un tipo utilizaba a un wyverno como atracción hasta que se escapaba y comenzaba a sembrar la destrucción y la muerte entre los aldeanos.

Como ves, los recursos utilizados por CD Projekt RED para hacer de su The Witcher 3 uno de los mejores títulos de todos los tiempos son inagotables. En otras ocasiones hemos visto guiños a otras obras, pero hoy tocaba explorar las referencias a la propia saga literaria de Geralt de Rivia. Si quieres conocer más detalles como estos tan solo debes hacérnoslo saber a través de la caja de comentarios para que lo tengamos en cuenta para futuros artículos.

Publicaciones relacionadas

Cerrar