The Witcher 3 tiene un secreto relacionado con los nilfgaardianos

Aunque parezca increíble hace ya más de dos años que CD Projekt RED sorprendió al mundo entero con su maravilloso The Witcher 3: Wild Hunt, el que muchos ya consideran como el mejor juego de nuestro tiempo y uno de los más brillantes que nos ha dejado la industria del ocio electrónico a lo largo de su historia. No es para menos, pues el título es magnífico en lo visual, lo artístico, lo narrativo y lo jugable.

El estudio polaco ha hecho un trabajo indiscutiblemente estupendo, pero lo cierto es que tenían un material muy bueno del que partir, las novelas del genio Andrzej Sapkowski, que aunque se ha dedicado a sembrar polémica en los últimos meses siempre ha de ser recordado como el creador de este fantástico mundo. The Witcher no pasa de moda y tendrá su propia serie en Netflix, por lo que nosotros tampoco queremos dejarlo en el olvido.

Es por ello que hoy venimos a hablarte de alguna que otra curiosidad más sobre el videojuego de CD Projekt RED. En el pasado ya te hablamos de las referencias del juego a la cultura española o de su mejor historia, oculta en una misión secundaria. Hoy queremos hablarte de un par de curiosidades del título, empezando por una que ha referencia al imperio Nilfgaardiano que desea conquistar los Reinos del Norte al completo.

Como es posible que sepas, en la parte inferior del mapa de Velen en The Witcher 3: Wild Hunt hay un destacamento nilfgaardiano que aguarda órdenes para continuar con su conquista de las regiones norteñas del mundo. Podemos acercarnos a ese campamento tanto cuanto queramos, pero en cuanto los nilfgaardianos detecten nuestra presencia se abalanzarán sobre el pobre Geralt de Rivia como si no hubiera un mañana.

Existe, no obstante, una forma de poder pasar desapercibidos entre ellos. Si nos hacemos con ropa o una armadura propias del Imperio Nilfgaardiano los guardias dejarán de preocuparse por que seamos un brujo o porque hayamos diezmado sus filas. Podremos entrar en sus tierras, aunque lo cierto es que no encontrarás nada para hacer allí más que contemplar sus tiendas de campaña vacías y sin vida. Debían estar todos los soldados martirizando a los ciudadanos de la Tierra de Nadie.

Antes de concluir también nos gustaría hacer referencia a las ballenas de Skellige. Durante nuestra navegación por las gélidas islas podemos encontrar a ballenas saliendo a la superficie y volviendo rápidamente a sumergirse. Si estás veloz podrás bucear y verla realizar movimientos de lo más preciosistas. Sin embargo, lo normal es que te topes con un animal cuyas animaciones no están a la altura del resto del videojuego.

Y es que parece como si a CD Projekt RED no le hubiera dado tiempo a terminar estas ballenas. No obstante ahí están para quien las quiera ver de cerca. Si tienes suerte contemplarás una de las cosas más bonitas que puedes encontrar en el mundo de The Witcher, que a pesar de estar lleno de peligros y maldades, también tiene lugar para momentos mágicos que se producen en la naturaleza sin la intervención del hombre.

Como ves, The Witcher 3: Wild Hunt sigue siendo toda una mina de curiosidades y secretos. Y es que aunque hayan pasado dos años desde su lanzamiento y, por tanto, desde que la aventura de Geralt terminase, la obra del estudio polaco ha dejado tanta huella en todo el mundo que su legado es inolvidable. Nosotros somos grandes fans del videojuego, de modo que si así lo deseas podemos acercarte más artículos de este tipo para un futuro próximo. Háznoslo saber en la caja de comentarios.

Publicaciones relacionadas

Cerrar