The Witcher 3: Un personaje sembró el caos a lo largo de la saga sin que te dieras cuenta

Hace ya una década nacía, de la mano de CD Projekt RED, la adaptación al mundo de los videojuegos de las novelas de Geralt de Rivia. La saga recibió por nombre The Witcher y aunque pasó desapercibida en sus primeros años se ha acabado convirtiendo en una de las obras de referencia dentro del rol occidental moderno. A lo largo de la franquicia nos hemos encontrado con personajes de todos los tipos y maravillosamente creados, algunos de las novelas y otros nuevos.

Personajes como Geralt, Ciri, Triss Merigold, Yenneffer, Vesemir, Jaskier, Zoltan, Eskel o Philippa Eilhart. Sin embargo, un personaje secundario que pasa mucho más desapercibido es un auténtico canalla que ha ido sembrando el caos por donde ha pasado. De él precisamente queremos hablarte en el día de hoy y no es otro que Odrin, cuya primera aparición se remonta al acto 2 de The Witcher 2: Assassins of Kings.

En este juego, si ibas por el lado de Henselt, llegarías al campamento kaedweni, donde tres soldados borrachos estaban buscando a un tal Odrin. Como más tarde comprobaríamos este también estaba borracho como una cuba y todos ellos formaban parte del complot contra Henselt. Tras los acontecimientos de The Witcher 2 nos volvemos a encontrar con este personaje en forma de nota en The Witcher 3: Wild Hunt.

En un tablón de anuncios de Huerto Blanco podemos ver cómo se busca a un tal Odrin por deserción. La cosa es que tras abandonar el ejército kaedweni se unió temporalmente al ejército temerio para poder seguir bebiendo como un cosaco. Su aventura temeria no duró demasiado y más tarde se alistó de forma voluntaria en el ejército nilfgaardiano. La primera nota que nos encontramos de él es precisamente un requerimiento de Nilfgaard, que le quiere juzgar por desertor.

A lo largo y ancho del mapa de The Witcher 3 podemos encontrar otros mensajes sobre Odrin en los tablones de anuncios de cada población, en los que se le acusa de robar barriles de vino e irse de posadas en las que ha pasado semanas sin pagar ni un oren. Todos los que escriben esas notas recomiendan directamente asesinar a Odrin a aquel que se cruce en su camino, pero lo cierto es que el borrachuzo ha conseguido escapar de todos los que le han amenazado de muerte.

Y es que si Geralt de Rivia se deja caer por Oxenfurt, la ciudad conocida por su universidad para intelectuales, podrá ver a Odrin tirado en el suelo por el gran nivel de alcohol en sangre que una vez más le acompaña. También seguirá teniendo su espada, aunque en esas condiciones no le servirá de demasiado. Lo peor de Odrin es que siempre deja su nombre por todas partes, de modo que ahora es una de las personas más odiadas de todos los Reinos del Norte.

Como ves, la saga The Witcher en general y The Witcher 3: Wild Hunt en particular están repletos de pequeños detalles en los que merece la pena profundizar para descubrir historias como la de Odrin. Hay muchas más que CD Projekt RED escondió celosamente en su gigantesco mundo abierto, de modo que si te ha gustado el artículo y quieres que hagamos más sobre la franquicia The Witcher no tienes más que hacérnoslo saber.

Cerrar