The Witcher III no se ha centrado en la tasa de imágenes o en la resolución

Los videojuegos están pasando por una época en la que los gráficos lo son casi todo. Si un título tiene un apartado visual mediocre difícilmente se salvará de la quema aunque en el resto de apartados cumpla sobradamente. A pesar de esta tendencia, hay quienes no vuelcan todos sus esfuerzos en lo visual, como es el caso de CD Projekt RED, que ha asegurado que aspectos como la resolución de imágenes y el framerate ocupan un segundo plano en The Witcher III: Wild Hunt.

En una entrevista con GamingBolt, el productor senior de arte, Michał Krzemiński, tuvo la oportunidad de manifestar las prioridades que CD Projekt RED se ha marcado a lo largo del desarrollo de The Witcher III. Mientras que los usuarios de consolas y PC debatirán sobre la versión con mayor calidad de imagen, el productor aseguró que en el estudio nunca han pensado así.

El principal motivo por el que The Witcher III no llegará a 60 fps en PlayStation 4 y Xbox One es que decidieron focalizar sus esfuerzos en hacer un RPG de gran tamaño, con mundos vivos y muchas cosas por hacer allí. Su objetivo era narrar una historia de gran calidad, envuelta en un universo repleto de labores por realizar y creíble. Lo visual, aunque Krzemiński confiesa que es fascinante el resultado final, nunca ha sido su prioridad.

Publicaciones relacionadas

Cerrar