Thronebreaker The Witcher Tales: Todo lo que debes saber sobre el nuevo RPG de CD Projekt RED

Tras la salida al mercado de su versión para PC, las grandes esperanzas depositadas en lo nuevo de CD Projekt RED parecen estar justificadas. Thronebreaker: The Witcher Tales ha demostrado estar a la altura, aunque todavía queda mucho por saber sobre el spin-off de la saga The Witcher. 

Este nuevo proyecto será el acompañante perfecto para The Witcher: Wild Hunt, sobre todo teniendo en cuenta que nos ayudará a descubrir zonas inéditas como Lyria, Aedirn o Rivia. ¿Queréis saber más? A continuación os contamos todo lo que sabemos sobre Thronebreaker: The Witcher Tales.

Más de treinta horas de diversión y veinte finales diferentes

La inversión merece realmente la pena, y es que Thronebreaker: The Witcher Tales nos ofrece más de treinta horas de diversión y hasta veinte finales alternativos. Y eso sin tener en cuenta las misiones secundarias y retos que nos ofrece. 

La narrativa: uno de los puntos fuertes

Sin duda, uno de los principales atractivos de Thronebreaker: The Witcher Tales reside en su narrativa. El guión es brillante y además nos encontraremos con personajes genialmente construidos. 

En esta ocasión nos pondremos en la piel de la reina Meve, que gobierna en los Reinos del Norte: RIvia y Lyria. Nuestra misión principal será frenar la invasión de Nilfgaard, un objetivo que nos llevará a combatir en una gran guerra llena de momentos épicos.  

Como suele ser habitual en este tipo de juegos, seremos nosotros mismos quienes tomemos las decisiones importantes, siempre teniendo en cuenta cuál es nuestro papel. Por supuesto, cada acto tendrá sus consecuencias en el futuro, lo que abre las puertas a muchísimas posibilidades. 

Además, CD Projekt ha añadido un caramelo para los grandes Frans de la franquicia The Witcher. Así, podremos disfrutar de un nivel extra opcional que nos permitirá evitar las batallas y centrarnos únicamente en la narrativa. 

Jugabilidad: libertad, dinamismo y estrategia 

En cuanto a jugabilidad, podremos desplazarnos a través de varios mapas con total libertad. En el camino, recolectaremos recursos y tendremos la oportunidad de participar en diferentes eventos y misiones secundarias. 

En combate, nos encontraremos con un tablero dividido en cuatro calles, dos para cada jugador. Durante nuestro turno, podremos colocar un naipe y utilizar distintas habilidades. Cada carta cuenta con sus propias características, por lo que debemos utilizarlas meditando las consecuencias de cada movimiento. 

Nuestro objetivo será ganar dos de las tres rondas, algo que lograremos al conseguir una puntuación mejor que la de nuestro rival. A diferencia de lo que ocurre en el caso de Gwent, en Thronebreaker encontraremos combates más completos y dinámicos. 

Apartado gráfico: escenarios y detalles espectaculares

Si hablamos del apartado gráfico, encontraremos escenarios y detalles muy cuidados. Las ilustraciones son sobresalientes, y el diseño de personajes también está a la altura.

Inspiración en los clásicos del género

Si eres amante de los juegos de cartas, esta puede ser una gran opción para ti. Las ilustraciones y la temática fantástica hacen de este juego una aventura de lo más divertida, siempre conservando este toque tradicional que tanto gusta a los nostálgicos. 

La moralidad ambigua de The Witcher vuelve a la carga

Si sois amantes del universo The Witcher, seguramente os resulte familiar su moralidad ambigua.  El juego nos ofrece diferentes perspectivas y nos pone a prueba, especialmente en lo que respecta a la toma de decisiones.

En el caso de The Witcher no existe una idea absoluta de “bien” y “mal”, sino que cada paso tiene connotaciones que, a su vez, tendrán consecuencias en el futuro. Además, como ya hemos comentado con anterioridad, debemos tener muy presente que estamos en la piel de una poderosa reina que debe hacerse respetar.

Thronebreaker abre las puertas a un nuevo mundo sin explorar

Ya hemos dicho que la protagonista en esta ocasión será la reina Meve. Ya la conocíamos, pero Thronebreaker abre las puertas a nuevos reinos e historias inéditas hasta ahora. En definitiva, supone una gran oportunidad para los grandes fans de la franquicia. 

Aunque en un principio los desarrolladores tenían una idea diferente, finalmente optaron por mapas más grandes y llenos de vida. Así, comenzaron a crear contenidos adicionales como eventos o encuentros, además de sistemas como tesoros enterrados u objetos con los que podemos interactuar. 

De la misma manera, incluyeron otros elementos menos comunes como secuencias de vídeo o aspectos personalizables. En definitiva, el juego logra ofrecer una experiencia de lo más completa y que no se ciñe a una única misión. 

En conclusión, Thronebreaker: The Witcher Tales combina lo mejor de los juegos de rol, cartas y un gran guión. Las aventuras de Meve prometen ofrecernos muchas horas de entretenimiento y, por supuesto, servirán para conocer más a fondo el fascinante universo de The Witcher. ¿Tenéis ganas de jugar al nuevo spin-off de la famosa franquicia de CD Projekt RED.

María Primo Leal

María Stark 🐺, periodista de la casa Gryffindor. Trabajo en televisión y reparto el resto de mi tiempo (que no es mucho) entre Netflix y HBO. Las mujeres también jugamos a videojuegos y somos buenas, muy buenas 🕹

Publicaciones relacionadas

Cerrar