Tiendas inglesas ofrecen parte de los beneficios por la segunda mano para terminar con el Online Pass

¿Primer paso hacia el fin del Online Pass? Al menos, es la primera iniciativa que podría darse en torno al polémico código que los usuarios que compran juegos de “primera mano” adquieren con este, que desbloquea contenido, y por el que deben volver a pagar quienes adquieren sus juegos en de segunda mano, como forma de retribución que han inventado las compañías ante un negocio por el que no ganaban nada. 

Ahora varias tiendas de Reino Unido han manifestado al unísono que estarían dispuestas a compartir con las compañías los beneficios que obtienen por la segunda mano a cambio de que estas abandonen el Online Pass.

"Como tienda, nos encantaría compartir parte de los beneficios obtenidos de la venta de un juego usado, si recibiéramos algo a cambio", afirmó un representante de Gamespod. A lo que añadió: “tal vez nuevos juegos a mejor precio y no más códigos de pase online".

HMV, una de las cadenas de venta de videojuegos mayores del país se ha sumado a la propuesta: "Todos sabemos cómo está cambiando el modelo de negocio de la industria. Así que si hay algo de mérito en esta idea entonces puede que merezca la pena analizarla", apuntaba uno de sus representantes.

Bits and Pieces, otra red comercial dedicada a videojuegos y accesorios también se sumaba a la propuesta, por boca de su portavoz, Julian Slater, argumentando para ello el “victimismo” de las compañías frente al negocio de la segunda mano: "Si queréis parar estos códigos de pase online entonces sí, será justo que compartamos beneficios. Si las distribuidoras me ofrecieran un trato mejor, entonces podría ser. Las distribuidoras no son las pobres aquí", apuntó.

Publicaciones relacionadas

Cerrar