Tom Cruise se encuentra con una demanda de mil millones de dólares por Misión Imposible 4

Poco se imaginaría Tom Cruise que adaptar al cine la ya olvidada serie de televisión Misión Imposible le iba a reportar pingües beneficios, volver a ponerse en el candelero… y hacer frente a toda una señora demanda por plagio interpuesta contra el actor y los productores de Misión Imposible: Protocolo Fantasma. El motivo es que, según afirma Timothy Patrick McLanahan, quien ha presentado esta demanda, el guión de la película es un plagio flagrante de otro que él mismo escribió en 1998. Y la broma no es nada barata: McLanahan pide nada menos que 1.000 millones de dólares como compensación.

McLanahan presentó su guión titulado Head On a la agencia William Morris en el mencionado año. “Me dijeron que no podían usarlo para una película”, fue la respuesta que relata a BBC News. Pero cuál sería su sorpresa cuando en 2011 se estrenó una cinta que era calcada a la idea que tuvo 13 años antes. “Vendieron el guión por todo el mundo sin mi consentimiento”, explica McLanahan, algo que propició que llegase a manos de la entidad Creative Artist Agency, a la cual pertenece Cruise.

“Dado que Protocolo Fantasma ha generado casi 1.000 millones de dólares en beneficios, esa es la cantidad que pido en concepto de daños y perjuicios”. Apunta bastante alto McLanahan, aunque si puede probar su demanda es posible que haga pasar un mal rato a Cruise y compañía, y es que pagar 1.000 millones aunque sea a repartir no son cosa de broma…

Publicaciones relacionadas

Cerrar