Tomb Raider: Lara Croft iba a ser una chica latina llamada Laura Cruz

Los cambios son algo habitual a la hora de desarrollar un videojuego. Desde los personajes a la ambientación forman un conglomerado totalmente proclive a mutar a medida que se avanza en el planteamiento de un título y una historia. Aunque, por norma general, quienes más sufren estos cambios son los protagonistas.

Esta semana está siendo totalmente copada por Tomb Raider y su figura principal, la aventurera británica Lara Amelia Croft. Hoy mismo, 16 de marzo, se estrena en cines un reboot que tiene todas las papeletas de ser una más que grata sorpresa para fans y no fans. Tras varios años siendo la Lara de la gran pantalla, Angelina Jolie ha cedido el relevo a una Alicia Vikander que refleja a la perfección a esta joven que se ve sumergida en la primera de tantas aventuras.

Para más inri, y aprovechando la estela cinematográfica, Square Enix ha confirmado también la última entrega de la trilogía con la que han hecho resucitar a la franquicia. Shadow of the Tomb Raider se estrena en septiembre de este mismo año para echar el cierre con el que esta renacida Lara Croft por fin alcanza su plena madurez como arqueóloga y cazadora de tesoros. Aunque todo pudo haber sido muy distinto porque, como ya hemos dicho antes, los juegos y las franquicias mutan de forma brutal en el momento de su concepción. Tanto, que en vez de Lara íbamos a tener que decir Laura, y en lugar de una inglesa, íbamos a manejar a una chica latina.

Una revelación que tuvo lugar en un vídeo colocado como extra dentro de la edición coleccionista de Tomb Raider: Anniversary. En «10 Years of Tomb Raider, a Gametap Retrospective», el equipo de Crystal Dinamics contaba cómo, cuando Core Design empezó a dar forma a su gran icono dentro y fuera de la industria del videojuego, la estética iba a ser bastante distinta e incluso la fémina mucho más aguerrida.

Si bien Lara Croft era y es una arqueóloga, exploradora de tumbas, aventurera e incluso escritora, el currículum de Lara Cruz era mucho más directo: exploradora de tumbas y mercenaria. Por supuesto, la formación académica era lo suyo, con un Doctorado en Arqueología y Mitología Comparada concedido por la Universidad de Oxford; como también su duro papel como guerrera al mejor postor. Debido a que su padre era un alto cargo dentro de las Fuerzas Aéreas Especiales estadounidenses, el combate cuerpo a cuerpo sería una de sus mayores bazas, además del total dominio de las armas de fuego.

Por otra parte, las propuestas para su juego también sufrieron muchos cambios. En un principio, Laura iba a ser contratada por un multimillonario que la haría viajar por todo el mundo para encontrar unas reliquias capaces de abrir una puerta a otro mundo. De ahí pasó a una trifulca con los últimos atlantes y la liberación del Sanatkumara y, después, a trabajar para Arther Hamilton Graves para encontrar las piezas del Sión de Mu. El resto, ya, fue el salto a Croft y a su historia.

¿Cómo le habría ido a la saga Tomb Raider si hubiéramos tenido a Laura Croft como protagonista? Muchas ideas se quedaron en el tintero, aunque también muchas fueron rescatadas o reformuladas, de la misma forma que el personaje principal, para dar forma a la franquicia conocida por todos. De momento, os dejamos con esa incógnita mientras vais al cine a ver la nueva película con, esta vez, la nueva Lara.

Juan Antonio Fonseca Serrano

Saltando sobre tortugas en los suburbios de Midgar, con una guadaña cerca del corazón, desde finales de los 80. Juego a lo que puedo, junto letras sobre lo que me apasiona y siempre tengo un ojo en las redes.

Publicaciones relacionadas

Cerrar