Tomb Raider: Las peores y mejores Lara Croft que nos ha dejado la saga

Tomb Raider: Las peores y mejores Laras que nos ha dejado la saga

Cuando una franquicia de videojuegos comienza a lanzar varios títulos, inevitablemente pasa algo: se comparan los distintos títulos de la saga y se comienza a juzgar cuál es el mejor de todos. Esto es algo a lo que no ha escapado ni la aguerrida Lara Croft, quien después de 20 años ha sido protagonista de varios Tomb Raider. Aunque es cierto que en todos ellos nos ha hecho vibrar con sus aventuras, hoy queremos valorar en cuáles de ellas brilló más.

Este es nuestro ranking de algunas de las Lara Croft que hemos visto en Tomb Raider, organizadas de peor a mejor que aunque no recogemos toda la serie merecen una mención.  Por supuesto esperamos saber tu opinión para saber cuál es tu visión sobre esta franquicia. Por cierto, donde esperamos que se luzca mejor que nunca es en la próxima película basada en estos videojuegos, que reveló hace unos días su argumento oficial.

Tomb Raider: The Prophecy.

Si bien siempre es de agradecer que Lara Croft se dejase ver en una consola portátil como Game Boy Color, mejor hubiera sido que nos hubieran ofrecido otras cámaras. No era la primera vez que veíamos un título de la saga en esta plataforma, pero en esta ocasión se optó por un sistema de cámara cenital que dificultaba la jugabilidad. Quizás de otro modo, el experimento hubiera funcionado mejor y no nos hubiera costado tanto seguir el ritmo al juego.

Tomb Raider: Angel of Darkness.

Hay oportunidades que se dejan pasar y el cambio a PlayStation 2 de Lara Croft fue una de ellas. Una consola de nueva generación abría muchas puertas a la saga, pero estas puertas fueron cerradas por un desarrollo que costó y que nos dejó con la sensación de que este proyecto vino grande. Una mala jugabilidad que hacía difícil mantenerse en las partidas. Eso sí, su historia nos encantó.

Tomb Raider Chronicles.

Quizás si no hubiéramos visto los juegos anteriores de Lara Croft, hubiéramos aplaudido más esta entrega. Como dijimos, las comparaciones son inevitables y cuando tienes varios hermanos mayores tan perfectos, el mínimo defecto te relega. No era un mal juego, pero si en el 2000 sacas un juego que parece mantener las mecánicas del primer título de la franquicia, es obvio que alguien te lo va a reclamar.

Lara Croft y el Templo de Osiris.

Este título supuso una muestra de lo que era capaz de hacer la saga cuando ponía empeño. Las cosas si se hacen bien, dan estos resultados: un juego donde aventura, puzles y mitología se ayudan y no se entorpecen. Eso sí, nuevamente su cámara nos hizo disfrutar algo menos de lo que esperábamos. Pero que no se diga que no hemos disfrutado de su modo cooperativo, eso no se le puede negar, una gran experiencia en este sentido.

Tomb Raider (Game Boy Color).

Como antes dijimos, adaptar un juego de consola de sobremesa a una portátil es complicado, y más cuando se pasa de la tecnología de una PlayStation a la de una Game Boy Color. Pero se puso empeño y el resultado fue genial. Aunque visualmente distaba mucho de lo que se había conocido en la plataforma de Sony, este título supo aprender de hermanos mayores como Prince of Persia y adaptar la franquicia a este estilo. ¿El resultado? Un buen juego que nos hizo tener una Lara que demostró no tener miedo a los cambios y que nos acompañó en esta gran aventura.

Rise of the Tomb Raider.

El paso a la nueva generación de consolas es algo complicado y a todos ha costado. Sin embargo Lara Croft fue capaz de conseguirlo ofreciéndonos un gran título con una excelente aventura donde la acción y el misterio siempre estaban presentes. Visualmente nos enseñó todo un espectáculo y grandes modos de juego que aumentaron con la edición del 20 aniversario en PlayStation 4, que nos permitió disfrutar de la mansión de la protagonista como nunca gracias a PlayStation VR.

Tomb Raider.

Estamos hablando del inicio, del Alpha de Lara. Un juego que significó el inicio de uno de los iconos más recordados de PlayStation, a partir de aquí el género de aventura no se iba a entender sin esta arqueóloga que en tantos problemas se metía por buscar la verdad detrás del mito. Han pasado algo más de dos décadas desde que este título en 3D nos maravillara y nos hiciera vibrar, saltando y recorriendo el mundo de la mano de esta compañera que a día de hoy nos sigue ofreciendo grandes cosas en los títulos que protagoniza.

Tomb Raider 2.

¿Segundas partes nunca fueron buenas? Nunca retes a Lara Croft, nunca. Porque es capaz de darte en las narices con un juego tan impresionante como este. Si el primer título de la saga nos había dejado pasmados, su segunda entrega no fue para menos: más armas de fuego y más acción. Una entrega con la que se nos confirmó que íbamos a pasarnos muchos años pegados a la pantalla con esta protagonista.

Publicaciones relacionadas

Cerrar