Top 3 videojuegos 2015 para María Rosado

Top 3 videojuegos 2015 para María Rosado

Parece mentira, pero me siento como si hiciese apenas dos días desde que entramos en el año 2015. Estos doce meses han sido toda una sorpresa para mí, tenía la sensación de que iba a ser un buen año pero no auguraba la cantidad de experiencias que viviría. Una vez más, me tomo mi momento de reflexión para echar la vista atrás y repasar mentalmente qué cosas buenas y qué cosas malas me han ocurrido, y qué he aprendido de ellas.

Y en el ámbito de los videojuegos, la verdad es que son todo casi buenos momentos. Pese a que he echado en falta ciertas cosas, he de admitir que ha sido un año repleto de propuestas de todo tipo. Durante estos doce meses me atrevo a decir que todo jugador ha podido disfrutar de al menos un título como si fuese un niño pequeño, y desde luego yo no me he quedado corta.

Como jugadora me defino como cazahistorias. A mí no me importan los gráficos mientras los personajes tengan una buena base y el argumento realmente me haga sentirme como si estuviera ahí mismo viviéndolo. Disfruto explorando, retándome a mí misma, conociendo historiosas maravillosas que por un segundo me hagan apartarme del mundo real.

Si tengo que decidir tres juego que me han marcado durante 2015, creo que lo tengo bien claro.

3 – Until Dawn

Mentiría si dijera que este no ha sido uno de los juegos que más estaba esperando. Como fanática del género cinematográfico Slash, tenía grandes expectativas con este título. Con una apuesta que recuerda a las producciones de la gran pantalla y la combinación de utilizar varios personajes sobreviviendo al horror con el decidir qué rumbo tomará cada uno, Until Dawn se ha ganado todo mi aprecio.

Until Dawn me devolvió a esos momentos de pequeña viendo Scream con la manta hasta la cabeza, pero en esta ocasión ya no era yo gritando a los personajes "¡No vayas por ahí!", sino que ahora yo tenía el poder de impedir que un personaje muriese brutalmente asesinado… o no.

Pese a que tal vez presenta varios clichés, sus personajes son dignos de análisis y me impresionó mucho cómo cada uno tenía una personalidad propia, haciendo que me sintiese mucho más cercana a unos que a otros, cosa que no me suele ocurrir mucho.

2 – Steins;Gate

Una novela visual que no me canso de jugar una y otra vez. Si bien presenta una jugabilidad a la que no muchos están acostumbrados, el argumento cuenta con una profundidad y una complejidad que hace que no puedas aguantar hasta ponerte ante la consola y continuar viendo qué es lo que ocurre. Sus diversos finales añaden un gran abanico de posibilidades y si no estás conforme, siempre puedes probar otra vez y seguir otro camino.

El protagonista es un chico que se cree un científico loco y parece que vive en las nubes, pero el vertiginoso giro de los acontecimientos sacará a relucir todo lo que Okabe Rintaro tiene por ofrecer. Esto, sumado a que cada personaje se hace querer con sus defectos y virtudes y quieres hacer todo lo que está en tu mano para acabar siguiendo el camino correcto, convierte a Steins;Gate en un gran juego.

1 – Undertale

Si hay un juego que durante este año me ha sorprendido, es Undertale. No me esperaba para nada los tejemanejes que se ocultaba tras un RPG en un principio simple. Ya desde el primer momento me llamó la atención la originalidad del diseño de todos los personajes, sobre todo los enemigos.

Este videojuego puede que gráficamente no sea del agrado de todo el mundo, pero desde luego lo compensa totalmente en todos los demás aspectos. Ayuda a un pobre niño a escapar de un lugar plagado de peligrosos monstruos… o eso parece. A medida que vas avanzando vas descubriendo la verdadera trama, mucho más rocambolesca de lo que uno puede llegar a pensar, pero está hecha de manera que disfrutas de cada momento y nunca sabes con qué te van a sorprender los creadores. La banda sonora es simplemente excela y muy pegadiza, y logra captar con una impresionante precisión las emociones de cada momento.

Undertale es mi juego favorito de este año porque en apenas seis horas me ha hecho amar, odiar, pero sobre todo disfrutar como una niña pequeña. Y créeme, este no es un RPG como otro cualquiera.

Pero basta de hablar de mí, ahora llega tu turno. ¿Nos cuentas cuáles han sido, para ti, los tres mejores juegos de 2015?

Cerrar