Top 5 videojuegos 2017 para Juan Montes

2017 ha sido un año intenso por muchos motivos. El mundo de los videojuegos ha recibido multitud de títulos que han estado a la altura de una generación de consolas que no parecía arrancar como todo el mundo esperaba. Si 2016 ya parecía un curso prometedor para este arranque, el presente año se ha convertido en una certeza, ofreciendo un catálogo envidiable y que se verá extendido con un 2018 de lo más completo.

Y cuando la industria nos regala un año como este, la tarea de un crítico de videojuegos se hace incluso más ardua al tener que elegir sus títulos favoritos con tan alta exigencia. A continuación expondré mi listado, obviamente, seleccionado por motivos propiamente subjetivos, pero no quiero comenzar sin nombrar a grandes videojuegos que se han quedado fuera de mi selección, pero que también han conseguido ofrecerme una enorme diversión durante estos doce meses. La vuelta de Crash Bandicoot, por supuesto, ha sido un enorme regalo que ansiaba recibir y Vicarious Visions hizo un excelente trabajo con ello. Tampoco se quedó atrás Naughty Dog con Uncharted: El Legado Perdido, así como cumplieron con creces Life is Strange: Before the Storm, South Park: Retaguardia en Peligro, La Tierra-Media: Sombras de Guerra o Little Nightmares.

Pero, por encima de todos ellos, se han situado estos cinco (seis en realidad) grandes videojuegos que han aportado un extra a todo lo que podría esperar de este 2017.

5. Hellblade: Senua’s Sacrifice

Desde que vi el primer tráiler de presentación del por aquel entonces denominado a secas Hellblade sentí que estábamos ante un poderoso título que marcaría la diferencia en el momento de su lanzamiento. Y no me equivoqué. Si bien es cierto que no esperaba que contara con una linealidad tan marcada en el terreno de la exploración, Ninja Theory consiguió sorprenderme en otros aspectos que no había visto en ningún videojuego anterior. Lo que exploré en el viaje de Senua es algo difícil de explicar y que trasciende más allá de todo lo previsto con anterioridad.

Hellblade es un videojuego que te llega muy hondo, con un guión algo simplón, pero con unos detalles espeluznantes que te dejan muy tocado. El tratamiento de la psicosis es espectacular, las voces que suenan en la cabeza de Senua dan un mal rollo muy superior a grandes videojuegos de terror en la actualidad y el grado de empatía que se llega a conseguir con ello incluso asusta. Hellblade: Senua’s Sacrifice no es solo un videojuego, es un viaje por la mente de Senua y por la de cada jugador. Y eso, con mucha diferencia, es lo mejor que tiene que aportar. Además de descubrir a una auténtica joya como Melina Juergens, cuyo trabajo consigue ensalzar todas las bondades que ya tiene el juego de por sí.

4. RiME

Y si hablamos de viajes extraordinarios el de RiME no se queda atrás. Probablemente sea el videojuego que es capaz de despertar más emociones en este presente 2017. El periplo por esta aventura fantástica es maravilloso, con una dirección artística fabulosa y una banda sonora que te llega al alma. Y, por si fuera poco, estamos hablando de un videojuego que nacía en nuestras tierras, bajo la tutela de Tequila Works, conformando uno de los videojuegos Made in Spain más impresionante que hayamos visto.

RiME no es solo un videojuego que siga la estela de grandes obras como Journey, aunque su estilo gráfico sea similar y contenga esos elementos tan estupendos que llaman la atención con un simple vistazo. Es mucho más que eso, es un viaje a través de la vida, por todas sus etapas, las buenas y, sobre todo, las malas. Pero es un ejercicio de superación que se te clava muy hondo y te obliga a mirar más allá, a construir una fortaleza ante una repentina pérdida. Sin lugar a dudas, uno de los títulos que más consiguen aportar a nivel emocional. En lo personal, desde Journey, un juego de corte independiente no me transmitía tanto y eso son palabras mayores.

3. NieR: Automata

He de reconocer que NieR: Automata es el título que más me ha sorprendido durante este año. Soy un gran amante de los RPG y en un principio pensé que esta entrega iba a estar muy influenciada por los videojuegos de un corte puramente japonés, los cuales no suelen seducirme de un modo tan intenso. No obstante, la obra de Yoko Taro me embriagó desde el primer instante y me atrapó en su universo sustentado en un guión sensacional, en un alambre de partidas diferentes para llegar hasta el final verdadero (o finales) y una dirección magnífica que te hace disfrutar de muchos más aspectos de los que se pueda imaginar en un videojuego.

El juego de cámaras, convirtiéndolo por momentos en un título en dos dimensiones, las misiones secundarias que profundizan de manera directa con partes de la historia que necesitan ser contadas, los exigentes jefes que te obligan a extraer el máximo potencial de unos personajes que te llegan directamente al corazón. Porque pueden ser androides, pero las personalidades de 2B, 9S y A2 se clavan directamente en un hueco muy profundo del jugador y, cada vez que se controla a uno de ellos, el viaje es mucho más intenso y maravilloso. Por todos estos elementos se ha convertido en un juego indispensable en esta lista, sin ninguna duda.

2. The Legend of Zelda: Breath of the Wild/Super Mario Odyssey

El año de Nintendo ha sido tan intenso, con el estreno de una magnífica consola como Switch ha relanzado a la compañía hasta la estratosfera. Y no lo ha hecho sola, sino que se ha llevado consigo a dos de sus más grandes franquicias a lo largo de la historia. The Legend of Zelda y Super Mario han vivido en 2017 su debut y al mismo tiempo su renacer en dicha máquina con dos juegos tan sensacionales que me ha sido imposible seleccionar uno solo en esta lista. Evidentemente tenía que hacer trampas y la selección final es de seis videojuegos, pero considero que ambos están tan a la par que no podía separarlos de ningún modo.

The Legend of Zelda: Breath of the Wild es la aventura del año, el viaje de Link está lleno de sorpresas y una magia como hacía mucho tiempo que no se alcanzaba en un videojuego, probablemente desde el propio Ocarina of Time, lo que significa una absoluta delicia y así se ha reconocido tanto por el público como por la crítica. En cuanto al retorno del jubilado fontanero se podrían decir muchas cosas, pero creo que todo se resume en que es un juego tan divertido y refrescante por sus mecánicas jugables que cualquier amante de las plataformas debería saborearlo durante decenas de horas sin cesar. Link, Mario, qué bueno que volvisteis en este 2017.

1. Horizon: Zero Dawn

He tenido muchas dudas a la hora de escoger cuál sería el mejor juego de 2017 para mí. Incluso estuve tentado de situar a Breath of the Wild y a Odyssey en el mismo lugar que al título que encabeza mi lista, pero tras meditarlo seriamente, considero que Horizon: Zero Dawn está un pequeño, más bien minúsculo, peldaño por encima de las dos grandes obras de Nintendo. Tal vez por todo el hype que venía levantando desde su primera aparición en el E3, por la fortaleza de una protagonista como Aloy o por su sensacional mezcla de géneros que baila entre la acción, pasando por el RPG y culminando en el sandbox. Pero, sin lugar a dudas, ha sido una de las apuestas más interesantes y atractivas de estos últimos doce meses.

Tanto que consiguió atraparme desde el primero minuto hasta el último. Decidí encargarme de su análisis para poder explorarlo en profundidad y desde que recibí la copia con tal fin no pude parar de jugar y maravillarme a cada paso que daba. Hasta tal punto llegó este grado de adicción que incluso antes de que se pusiera a la venta ya había conseguido el trofeo de Platino, con lo que podemos decir que lo saboreé en todas sus vertientes, con lo que no hay muchas dudas acerca de que ha sido el videojuego que más he disfrutado durante este enorme año para la industria.

Juan Montes

Comunicador y apasionado de los videojuegos de aventuras, rol y plataformas. Crecí junto a un marsupial y blandiendo la llave espada; ahora acompaño a cazarrecompensas, asaltatumbas y luciérnagas con la misma pasión.

Publicaciones relacionadas

Cerrar