Donald Trump quiere subir los impuestos a las consolas fabricadas en China

El presidente de Estados Unidos sigue su cruzada contra el país asiático con nuevas subidas en las importaciones

Nintendo Switch, PS4 Slim y Xbox One S

Podría parecer que Estados Unidos la ha tomado contra los videojuegos y es que el gobierno de Trump le está poniendo cada vez más trabas a la industria y la está usando como excusa para atacar a China, con la que se encuentra en una disputa abierta. Ahora, el actual presidente norteamericano ha propuesto una nueva serie de impuestos que tienen que ver con el mercado que mantienen los dos países y que afecta directamente a la consolas de videojuegos. Según la lista publicada en Nintendo Enthusiast, la oficina de mercado de Estados Unidos subirá hasta el 25% la tarifa por importación que se aplica a todos los productos que llegan a Estados Unidos desde China.

Como bien sabéis, la gran mayoría de fabricantes (Sony, Microsoft, Nintendo, etc), produce su hardware en China, donde este proceso es más barato y luego se exporta al resto de países. Pues bien, actualmente, el peaje por importar está en un 10%, pero ahora se duplicaría debido a las rencillas entre ambos gobiernos. Esto, de aplicarse oficialmente, repercutiría en los jugadores, ya que se encarecería el precio de la distribución y, por ende, el de la máquina cuando llegase finalmente al mercado.

Juan Pedro Prat

Periodista. Siempre llevo a mano un Poké Ball por lo que pueda pasar. Combino mi pasión por escribir con la de diseñar, aunque no se me da muy bien. Intento siempre aprender de todos los que me rodean.

Publicaciones relacionadas

Cerrar