¿Tu gato te molesta cuando juegas con la consola o el PC? Esta es la explicación que estabas esperando

Si tienes un gato en casa y no para de buscar atención cuando juegas a la consola o al PC, ahora sabrás por qué lo hace.

Jugar a videojuegos forma parte de la rutina diaria de cualquier aficionado al ocio interactivo. No obstante, en el día a día existen otras muchas tareas que requieren de nuestra atención y una de las más preciadas son las mascotas. Pues bien, si tienes uno o varios gatos en casa y has descubierto que siempre están intentando hacer todo lo posible para que no disfrutes de manera plena de tu sesión de juegos en la consola o en el PC, ya se ha descubierto el motivo por el que lo hacen. Por si tienes curiosidad, te lo adelantamos: en parte es por un buen motivo.

Y es que la razón principal es que tu gato te adora y lo único que quiere es buscar tu atención para que no la desvíes hacia otra cosa que no sea él. Así lo explica una experta en comportamiento de gatos que ha sido consultada por el medio Gamingbible sobre estev asunto. “Los gatos se relacionan con sus dueños y quieren estar donde sea que esté y, a menudo, interfieren con lo que están haciendo para llamar su atención”, comentaba Sally Chamberlain acerca del comportamiento de los felinos cuando nos encontramos realizando una actividad con la que ellos se sienten ignorados. Además, también agrega el motivo por el que también suelen acurrucarse junto a las consolas, el propio PC o los mandos.

“El equipo eléctrico siempre está caliente y los teclados y mandos pueden ser vistos por un gato como cosas de juegos interesantes, especialmente cuando se combinan con los movimientos rápidos de las manos y dedos de su dueño mientras los usa”, agregaba. De este modo, ya sabes los dos motivos principales por los que tu gato acostumbra a acurrucarse encima de yu PC y por qué siempre están atentos a cualquier movimiento que ejecutes con el teclado o con un mando entre las manos. Los gatos responden a ese tipo de estímulos rápidos y les generan curiosidad, por lo que siempre intentan molestarte, entre comillas, para interferir en esa acción.

Así pues, la próxima vez que veas a tu gato realizar esta práctica, tómatelo como un gesto de cariño o curiosidad en lugar de regañarle por ello. La experta también recomienda que si tu gato es demasiado insistente puedes darle un mando o teclado que no utilices para que pueda acurrucarse allí o habilitar un cojín o una cama pequeña junto a tu estancia de juegos para que se sienta cómodo y relajado mientras tú disfrutas de tu sesión de vicio.

Juan Montes

Comunicador y apasionado de los videojuegos de aventuras, rol y plataformas. Crecí junto a un marsupial y blandiendo la llave espada; ahora acompaño a cazarrecompensas, asaltatumbas y luciérnagas con la misma pasión.
Cerrar