Tutoriales de videojuegos tan malos que nos hicieron olvidarlos

Tutoriales de videojuegos tan malos que nos hicieron olvidarlos

La mayoría de juegos actuales tienen un componente que se ha convertido en un auténtico ritual. Antes de empezar a meterte de lleno en la acción tienes que aprender cómo se juega, conocer las mecánicas, los patrones de botones y un largo etcétera. Se suele decir que cuando se tiene un buen diseño de juego no hace falta, pero dada la complejidad de la que gozan los títulos modernos, tener un tutorial se convierte en algo indispensable.

Hay videojuegos que los implementan de forma natural, en los que aprendes casi sin darte cuenta gracias a pequeñas dosis de información que aparecen en su justa medida; pero también hay otros en los que esta etapa de aprendizaje es un completo aburrimiento, o incluso una locura. 

Como ya podréis imaginar, de este último caso es del que os queremos hablar hoy. Existen algunos tutoriales que, por unanimidad de la comunidad de jugadores, pueden catalogarse como los peores. Ya sea porque no explicaban apenas, porque se pasaban o incluso porque tenían una duración excesiva. Aquí los reunimos y, probablemente, os topéis con más de uno que hayáis sufrido en vuestras carnes.

 

Assassin's Creed 3

Uno de los más recordados, desgraciadamente. Hacían falta más de 5 horas para aprovechar y aprender todas las mecánicas del juego en una parte extremadamente guiada, a pesar de los pequeños atisbos de libertad. Hasta que no superabas esta etapa de aprendizaje en Assassin's Creed 3 no podías comenzar a manejarte libremente con el protagonista, Connor. Puede que fuera instructivo, pero su duración lo convertía en algo soporífero.

 

Mario & Luigi: Dream Team Bros.

Imagina un juego en el que siempre hay algo que te explican, por pequeño o tonto que sea. Uno de los aspectos más criticados de Mario & Luigi: Dream Team fue, precisamente, su exceso de tutoriales. El título te pedía demostrar constantemente tu capacidad para usar determinadas habilidades, aunque fuera solo pulsar un botón en un momento determinado. Una mecánica capaz de prolongarse hasta el final del juego y capaz también de provocar el deseo de arrojar tu Nintendo 3DS bien lejos.

 

Elite: Dangerous

Pasamos de lo excesivo a lo escaso. El caso de Elite Dangerous es conocido por recurrir a pildoras de información casi mínimas en su etapa de tutorial. Cuando el jugador lo supera, tiene que seguir aprendiendo, leyendo ingentes cantidades de datos para saber bien qué hacer y, sobre todo, cómo hacerlo. No nos gusta que se pasen en cantidades y en horas, pero quedarse cortos tampoco es una buena idea para introducir a alguien en un juego. Para algunos puede ser una forma de ayudar a descubrir por uno mismo, pero en este caso no es suficiente.

 

The Legend of Zelda: Skyward Sword

No sería justo hablar de este caso como de un tutorial al uso, pero merece total mención. La espada/asistenta de Link es un auténtico muermo. Fay no deja de informarte sobre todo lo que pasa, incluso cuando se trata de datos que no aportan absolutamente nada. Nos gusta estar informados, por supuesto; pero no a ese nivel tan desquiciante e innecesario. Si pensabais que Navia era pesada, es porque no conocéis a este ser.

 

Persona 5

Persona 5 es un juego que hace de forma excepcional todo lo que toca, pero que tiene un pequeño gran problema con las explicaciones y tutoriales. Da igual que ya acumules más de una decena de horas en partida, va a seguir explicándote más y más; pero peor aún, va a seguir incidiendo en explicarte cómo funcionan los conceptos básicos. Por si se te había olvidado algo a pesar de haberlo repetido ya más de 300 veces.

 

Final Fantasy XII

El cambio de mecánicas de juego y combate de Final Fantasy XII implicaba, sí o sí, introducir un tutorial con el que introducir al jugador a esta mezcla de conceptos más propias de un MMORPG. El problema de esta fase del juego es que, aun con explicaciones de por medio, todo seguía resultando bastante confuso y, tras superarla, había que seguir buscado información donde fuera para tratar de entenderlo todo al dedillo. Requería bastante tiempo y, a pesar de ser bastante pesado, no terminaba de enseñar como es debido.

Juan Antonio Fonseca Serrano

Saltando sobre tortugas en los suburbios de Midgar, con una guadaña cerca del corazón, desde finales de los 80. Juego a lo que puedo, junto letras sobre lo que me apasiona y siempre tengo un ojo en las redes.

Publicaciones relacionadas

Cerrar