Twitch banea a una polémica streamer por enseñar cacho y ahora triunfa en YouTube

Una streamer expulsada de Twitch por enseñar demasiado triunfa en YouTube

Twitch sabe que sus contenidos pasan por muchos pares de ojos en el mundo como para tener que andarse con chiquitas. Zoie Burgher ha podido comprobarlo el pasado fin de semana tras ganarse nada menos que su cuarta expulsión, ya definitiva, de la plataforma de retransmisiones. Zoie Burgher es una streamer que retransmite partidas principalmente de títulos de la serie Call of Duty, y lo hace con un vocabulario a todas luces inadecuado, rico en insultos y en expresiones malsonantes, a veces incluso dirigidas a sí misma, pero por lo que la recuerda mucha gente es porque Zoie suele retransmitir en bikini.

Zoie se hizo famosa por ponerse a hacer ciertos movimientos asociados con determinados bailes latinos, a perrear en pocas palabras, mientras jugaba a Black Ops III, algo que le ha valido muchas críticas. Pero ahora, expulsada de Twitch, YouTube está brindándole un nuevo hogar donde se ha convertido en la streamer más vista en directo. Su fama le precede, y ella misma se ha dedicado a recopilar los vídeos de otros youtubers que la ponen a caer de un burro, y les ha mandado este mensaje en Twitter: “Si verme moviendo el culo es un amenaza para vuestros geniales contenidos, ¿eran vuestros contenidos tan geniales acaso?”.

“Retransmito con todo lo que ello conlleva: una narrativa, comentarios de juegos, interacción con los chats, crear un sentido de pertenecer a una comunidad… y mientras, salgo en bikini”, se defiende Zoie en palabras que recoge Kotaku, donde también explica el porqué del uso de estas tácticas: “Tengo carrera universitaria, podría contarte más sobre la crisis de Oriente Medio y su conflicto de siglos entre los suníes y los chiíes que cualquiera que conozcas. Pero antes tengo que hacer 30 jumping jacks [el ejercicio de aerobic en el que se salta moviendo los brazos verticalmente a lo largo del cuerpo] porque este tío ha donado 50 dólares. La plataforma es poder y no me importa usar el atractivo sexual para conseguirlo”. Puedes ver el vídeo de su reivindicación en la siguiente página.

Lógicamente, Zoie sabe que está en el ojo del huracán, pero también hay youtubers como Philip DeFranco que opina que se mira demasiado a Zoie y a cualquier youtuber femenina en general como alguien representativo de su género: “Nadie ha visto mis vídeos y ha dicho ‘Uh, eso es muy representativo de los tíos en YouTube”. En cualquier caso, Zoie parece querer quedarse en YouTube y se trae polémica. ¿Crees que tiene razón en sus métodos? 

Cerrar