Twitch está convirtiendo a las chicas de camming en streamers

Ganarse la vida por internet todavía es extremadamente complicado, pero hay quien hace lo que puede para lograrlo. Es el caso de Geisha Monroe y Mandy Morbid, dos jóvenes que trabajan en el mundo del camming, que consiste en desnudarse ante una webcam para realizar shows privados a quienes los paguen, y que ahora también tratan de pasar parte de su tiempo streameando videojuegos en la archiconocida plataforma Twitch.

El portal Kotaku ha podido hablar con ellas sobre qué hay de parecido y diferente entre un mundo y otro y las respuestas son sorprendentes. Señalan que, como en Twitch, en las plataformas de camming también se debe (en Twitch es una posibilidad y no una obligación) pagar una suscripción para acceder a contenidos premium y para apoyar al artista. Pero, claro está, también hay unas cuantas impactantes diferencias entre ambos.

La más curiosa de las diferencias es que los usuarios en las páginas de camming saben a lo que van y tienen un comportamiento incluso más respetuoso en los comentarios. Cualquier que se pase de la raya es inmediatamente baneado. Curiosamente Twitch permite comentarios tóxicos e insultantes sin llegar al baneo durante un periodo de tiempo más prolongado. Si quieres conocer más detalles sobre este interesante tema te recomendamos echar un vistazo al artículo original de Kotaku.

Cerrar