Twitter recomienda a los usuarios a cambiar la clave de acceso tras un fallo de seguridad

Si has entrado constantemente a Twitter durante esta semana, probablemente en una de las ocasiones te hayas topado con un mensaje invitándote a cambiar la contraseña de tu perfil de usuario. No, no se trata de una iniciativa pensada para que refuerces la seguridad de tu cuenta, sino de una medida de prevención que la red social ha querido tomar debido a un problema interno que ha puesto en peligro los perfiles de todos.

Tal y como explica la propia compañía a través de un comunicado oficial, su procedimiento habitual es que «cuando fijas una contraseña para tu cuenta de Twitter, usamos una tecnología que la enmascara para que nadie dentro de la compañía pueda verla». Sin embargo, hace escasos días el equipo descubrió «un bug que almacenaba las contraseñas sin enmascarar en un log interno». Así, las claves de los perfiles habían estado expuestas en un documento de texto plano durante cierto tiempo.

Afortunadamente, ha sido la propia empresa la que ha descubierto el problema y, tras haberlo arreglado, se ha asegurado de realizar las investigaciones pertinentes para comprobar que nadie haya hecho un uso inadecuado de esta información. Por el momento, aseguran que «no hay indicios de infracción o mal uso por parte de nadie».

Dentro de los escenarios posibles, que sea la propia Twitter la que descubra esta situación por sus propios métodos en lugar de enterarse por el ataque de un equipo de hackers es el mal menos doloroso. Tras esto, recomiendan encarecidamente que todos los usuarios registrados cambien sus claves para evitar males mayores que puaden aparecer por haber aprovechado este bug existente a nivel interno. En su portal, además, dan determinadas pautas de seguridad adicionales, como la verificación de inicio de sesión, para complicar más el acceso a quienes traten de hacerlo de forma ilegítima.

 

 

Juan Antonio Fonseca Serrano

Saltando sobre tortugas en los suburbios de Midgar, con una guadaña cerca del corazón, desde finales de los 80. Juego a lo que puedo, junto letras sobre lo que me apasiona y siempre tengo un ojo en las redes.
Cerrar