Made in Spain: Conoce los 3 proyectos finales de U-tad de 2019

Supervivencia extrema, piratas espaciales y un party game.

Presentación Proyectos 2019 de U-tad

La sexta edición de los proyectos universitarios de U-tad empezó de una forma especial. Tessera Studios asistió al Centro Universitario donde iniciaron un sueño que ahora se ha hecho realidad. Antiguos alumnos de postgrado crearon Intruders entre las paredes que celebraban la presentación oficial de los proyectos fin de máster de 2019. Al fin y al cabo son la prueba de que el esfuerzo tiene su recompensa, porque Intruders: Hide and Seek salió a la venta el pasado 13 de febrero para PlayStation VR y aquí puedes leer el análisis del juego.

Solo la publicación en una plataforma de Sony ya es un hito para este estudio tan joven, pero hace una semana competían en los SXSW Gaming Awards 2019 y se llevaron el premio al Mejor Juego VR para el Público “de forma inesperada”, como explicó Marcos Neila de Tessera Studios. “Allí había juegos como Spider-Man o God of War y nosotros estábamos ahí apartados en unas sillas”, bromeó. Tanta fue la sorpresa que ni siquiera agradecieron a quienes debían agradecer como han hecho otras tantas veces.

Porque no es el primer premio que recibe Intruders: Hide and Seek. Hace ya dos años y también en Austin (Texas) que Tessera Studios consiguió el Best Gaming Pitch en la SXSW 2017. A ellos les sucedió Berlin by Ten, que tienen entre manos un proyecto muy ambicioso llamado Disembodied, con inspiración en el clásico MediEvil. Así que el Centro Universitario de Tecnología y Arte Digital (U-tad) quiso homenajear al estudio con un vídeo sobre su trayectoria. “Esto es la prueba de que se puede, de que hay talento en España y hay que convertirla en parte de esta industria del videojuego. Vosotros sois tan capaces como nosotros”, concluyó Neila dirigiéndose a los actuales alumnos de máster.

Por su parte, Pablo Lafora, Game Designer de Tessera Studios, destacó la capacidad de sobreponerse porque “habrá muchos momentos de flaqueo y hay que aprender a apoyarse”. Desarrollar un videojuego es una carrera de fondo y el estudio quiso dar palabras de aliento a los alumnos que iniciaban la misma aventura que les había llevado a publicar su juego en PlayStation.

Tras este homenaje, Gilberto Sánchez, responsable del área de videojuegos de U-tad, tomó la palabra para recordar que “en U-tad buscamos fundamentalmente que nuestros alumnos aprendan y lo aterricen rápidamente todo ese conocimiento adquirido a las empresas”. Con esta metodología hacen grupos con los alumnos de los másteres que se imparten en el centro para desarrollar diferentes proyectos y este año hacen un triple mortal con ideas rompedoras. “Es la persecución de la excelencia que nos complica la vida”, explicó Sánchez. La oferta académica de U-tad está formada principalmente por dos grados oficiales y tres másteres que se especializan en el área de diseño, programación y arte digital.

Ya se han entregado los primeros prototipos donde se definen las mecánicas y, como cada año, se presentaron los 3 proyectos de postgrado de forma oficial: A Rising Bond, Tiki Tiki y _Pyrates: No prey, no pay.

La crudeza de la guerra

A Rising Bond

A Rising Bond (InBreak Studios) es un juego de aventura y sigilo en tercera persona donde controlamos a un chico llamado Alex. Pero no estará solo en este viaje porque conocerá a una niña, llamada Erika, que ha perdido a su madre en mitad de un conflicto bélico. La ciudad está en ruinas y el juego mostrará la crudeza de la guerra desde la perspectiva de los más débiles. Estará ambientado en la Europa del Este de los años 50 y quieren llevar una narrativa visual muy potente, porque no incluirán textos ni voces.

Tendrá un importante componente de gestión de recursos para mantener la salud, el hambre o el sueño. Para ello hay que explorar el entorno y recoger objetos que permitan la supervivencia de ambos personajes. Inspirado en juegos como The Last of Us, Alex mantiene un vínculo especial con Erika que será determinante para avanzar en algunas situaciones. Han creado un sistema de confianza por el que la niña será más o menos obediente cuando Alex necesite un favor de la pequeña.

Personajes de A Rising Bond

Esto quiere decir además que el sigilo es una de las mecánicas principales descartando casi por completo el combate, porque los protagonistas no son héroes y no son capaces de enfrentarse a una situación así. Algunas acciones pueden determinar el grado de confianza que Erika tiene en Alex, así que hay que actuar de una forma sensata. La principal diferencia con otros juegos es que en A Rising Bond se pueden gestionar los dos inventarios, solo si Erika tiene suficiente confianza en el protagonista.

Por tanto, hay cuatro estados de confianza: en el más alto, Erika es cercana y confía plenamente en Alex, así que el jugador tendrá acceso a su inventario y podrá encontrar objetos por su cuenta; en el segundo nivel no será una chica tan cercana, pero seguirá siendo obediente; el nivel bajo Erika es distante y cautelosa, por lo que bloqueará el acceso al inventario; y en el nivel más bajo, Erika llora frecuentemente y no es obediente, algo que puede volverse en nuestra contra y ser detectados. Habrá muchas situaciones morales que repercutirán en este factor, pero también en la situación personal como un arma de doble filo. Las principales referencias de InBreak Studios son Another World, Inside, This War of Mine y el mencionado The Last of Us.

¡Al abordaje! Un battle royale de piratas

Por su parte, Lost Criteria Studios presentó Pyrates, no prey, no pay, un juego competitivo cooperativo, donde el protagonista es un pirata, pero en el espacio exterior. Aprovechando el auge de los battle royale, este equipo se atreve con un proyecto muy ambicioso inspirado en juegos como Sea of Thieves, Star Wars: Battlefront 2 o Fortnite. El objetivo del juego es destruir el barco de los rivales, porque podrán jugar partidas de hasta 16 jugadores. Para ello es clave la cooperación entre los tripulantes de un barco, el elemento principal del juego, ya que los jugadores pueden morir y reaparecerán en su navío siempre y cuando este no haya sido derrotado.

Todos los jugadores contarán con un arpón, una herramienta que les permitirá acercarse a su objetivo o, por el contrario, escapar de una situación complicada. Todos los jugadores empiezan con el mismo nivel y gracias a las balizas y cofres del tesoro repartidas por el escenario, podrán mejorar el barco y conseguir otras recompensas para potenciar sus habilidades. Pero este espacio no estará exento de amenazas más allá de los rivales. Este grupo de alumnos quiere darle vida a través de eventos dinámicos como la persecución de un kraken y otras actividades que enriquezcan la experiencia.

Barco de Pyrates, no prey, no pay

El combate es la clave de la victoria en un juego competitivo para disfrutarlo con amigos. Así que los cañones son un elemento fundamental para hacer daño a otros barcos y por consiguiente existirán distintos tipos de munición para conseguir un combate a distancia más dinámico. Los jugadores podrán localizar y conseguir una serie de cristales que dan ataques especiales. Además el abordaje será otra posibilidad para llegar hasta el núcleo del barco y destruirlo. Los piratas tendrán la capacidad de arreglar el núcleo para que la derrota no sea inminente.

En definitiva, este juego busca la diversión de los jugadores para que disfruten de la sensación de libertad que da navegar un barco es un amplio escenario espacial con asteroides y otras situaciones adversas que pueden colisionar con los navíos. La última tripulación que mantenga su barco intacto ganará esta batalla espacial.

En busca del Coco Dorado

Por último, Golden Coconut Studios quiere desarrollar durante estos meses un juego muy divertido cooperativo para jugar con amigos en local. Han diseñado unos personajes llamados Tikis que tienen una habilidad en común. Todos pueden subirse unos encima de los otros para superar los niveles que plantea el escenario, superando trampas y demás obstáculos que se interponen en su camino. Tiki Tiki está ambientado en una isla paradisíaca de Hawaii en la que ha sucedido algo terrible. Un cangrejo llamado Virgus les ha robado el coco dorado, el objeto más valioso que tienen.

Tiki Tiki

Con esta historia como telón de fondo, arranca una aventura cooperativa con los 4 protagonistas que tienen que recuperar el coco. Cada personaje tiene unas habilidades especiales que tendrán que sincronizar para avanzar en el juego, pero que dará lugar a situaciones muy divertidas entre los amigos. Ax, alias Fury, es un tiki que le encanta ir por ahí con su pesada hacha reventando todo lo que se interponga en su camino; Na Mele, alias Ukelele, es un personaje de apoyo que cura a los demás tikis con su báculo de poder; Oka, alias Thunder es un habilidoso tirador, rápido y certero; y por último, Pale Pale, alias Tower es el tanque del equipo y su prioridad es protegerlo con su escudo.

También habrá hordas de enemigos enviadas por el malvado Virgus, así que la comunicación es importante en este juego, porque la idea inicial es que se juegue en el mismo dispositivo al tratarse de un party game en toda regla. Sus principales referencias son Clash Royale y Spyro, del que toma esa estética tan estilizada y divertida para jugadores más casual.

Personajes de Tiki Tiki

Raquel Morales

Periodista. No puedo dejar NADA sin explorar. Me adiestré con Lara Croft en el templo de Karnak mientras buscaba el cubo horádrico entre vacas.

Publicaciones relacionadas

Cerrar