Ubisoft responde a la acusación de varios de sus directivos de haber obtenido beneficio mediante información privilegiada

Ubisoft responde a la acusación de varios de sus directivos de haber obtenido beneficio mediante información privilegiada

El mes pasado os informábamos de que la Autorité des Marchés Financiers (AMF), encargada de regular el tráfico de valores en Francia, había acusado a varios ejecutivos de la empresa de vender un paquete de acciones, tras contar con información privilegiada. Dicha información hacía referencia al retraso en la salida de dos juegos de la compañía en 2013, The Crew y Watch Dogs.
 
Sin embargo, aunque Ubisoft reconoce la autoridad de la AMF, continúa defendiendo a sus trabajadores, de los que dice actuaron de buena fe. Además, en un comunicado, la compañía declara que es imposible que estos ejecutivos pudieran contar con la información de que ambos títulos iban a sufrir un aplazamiento. Y creen que todo se debe a un malentendido con la AMF en cuanto al desarrollo y producción de grandes títulos. Porque cada juego de Ubisoft cuenta con la intervención de múltiples equipos, y además, solo como una excepción, el CEO de la compañía puede, en último lugar, tomar una decisión de suma importancia como es aplazar la salida de uno de sus títulos.
 
Además, los perjudicados por la AMF ya han anunciado que recurrirán la decisión de esta organización. Christine Burgess, Yannis Mallat, Olivier Paris y Francis Baillet han declarado que van a continuar defendiendo su buena fe y sus derechos, y de ahí, su intención de recurrir. “Estamos convencidos de que todo el proceso está injustificado, sin fundamento y es ilegal. De hecho, la Comisión Europea apuntó que la vista que se llevó a cabo en Quebec era nula e inválida. Vamos a continuar con nuestra defensa ante el Tribunal de Apelación en Francia, y por vía legal en Quebec contra la AMF de Francia y la AMF de Quebec.”

Publicaciones relacionadas

Cerrar