Ultimátum a las prácticas ilegales de Microsoft, Sony y Nintendo

Todo el que cuenta con un sistema electrónico se ha topado alguna vez con ciertas medidas con las que las compañías tratan de eludir la responsabilidad del servicio de garantía. Con el fin de evitar que se abran algunos aparatos o simplemente se quiten determinados tornillos, muchas empresas colocan de forma totalmente estratégica unas pequeñas pegatinas que normalmente contienen el texto «Warranty void if label removed», lo que, en el idioma de Cervantes, significa que se pierde la garantía si se quitan.

Es algo que nos ha acompañado durante muchos años, pero que resulta formar parte de una práctica totalmente ilegal. Hace pocos días salió a la luz que, según la FTC (Comisión federal de comercio de los Estados Unidos, encargada de proteger los derechos de los consumidores), la pérdida de la cobertura de garantía por este procedimiento es algo que no entra dentro de lo que dictan las leyes, vulnerando los derechos de los compradores con algo que, a pesar de llevar tanto tiempo presente, ha resultado ser carente de efecto desde una perspectiva legislativa.

Según las leyes estadounidenses, cualquier producto cuyo valor de compra supere los 5 dólares tiene terminantemente prohibido impedir su reparación, y mucho menos bajo el amparo de este tipo de medidas, que amenazan con perder la cobertura del fabricante. Y es precisamente este dictamen lo que ha hecho actuar a la FTC contra numerosas empresas que operan dentro del país de las barras y estrellas. Hyundai, HTC y ASUS están en el centro de su mirilla; pero también Microsoft, Sony y Nintendo, a quienes no ha dudado en contactar vía escrita para advertir de que deben modificar sus condiciones si no quieren tener problemas.

La organización ha sido muy clara en el texto que viste la carta enviada a las tres grandes de la industria del videojuego. «Esta carta le informa de que las violaciones de la Garantía y las Actas de la FTC pueden desencadenar acciones legales», aparece encabezando el cuerpo escrito. Los miembros de esta comisión han realizado copias de las condiciones de garantía de cada una de las compañías y les ha instado a modificar sus comportamientos en un plazo de 30 días.

«Deberían revisar la Garantía y las Actas de la FTC y, en caso de ser necesario, revisar sus prácticas para cumplir con los requisitos de las actas». En caso de que no se pongan manos a la obra en el plazo indicado, descartando la pérdida de garantía por la manipulación hasta cierto grado de consolas como Xbox One, PlayStation 4 o Nintendo Switch y eliminando esas famosas pegatinas que hacen al consumidor desprenderse de unos derechos que le pertenecen, comenzarán a tomar medidas que pueden ser bastante perjudiciales para las firmas.

Aunque no concretan cuáles serían las iniciativas, sí que señalan el derecho de la FTC a realizar acciones legales y buscar la aprobación de una orden judicial por la que imponer sanciones económicas a las compañías «en base a pasadas o futuras violaciones [de los términos]».

Estos avisos fueron realizados hace ya varias semanas, concretamente el pasado 9 de abril, por lo que Sony, Nintendo y Microsoft tienen hasta el 9 de mayo para ponerse en marcha y modificar lo modificable si no quieren enfrentarse a las multas que dicten los tribunales estadounidenses. Por el momento, ninguna de ellas ha emitido una respuesta oficial, por lo que se desconoce cuál es su postura ante esta situación.

Evidentemente, las compañías prefieren que los más diestros con el destornillados no se envalentonen a reparar sus consolas en caso de fallo, forzando a la compra de un nuevo hardware en caso de hacerlo. Tras esto, es más que probable que haya un giro radical en estas políticas de garantías. ¿Buscarán algún hueco legal o se limitarán a cumplir a pies juntillas lo que dicta la FTC? La respuesta debe estar al caer, ya que el tiempo se agota.

Juan Antonio Fonseca Serrano

Saltando sobre tortugas en los suburbios de Midgar, con una guadaña cerca del corazón, desde finales de los 80. Juego a lo que puedo, junto letras sobre lo que me apasiona y siempre tengo un ojo en las redes.

Publicaciones relacionadas

Cerrar