Un abogado dejó su trabajo para desarrollar un apasionante RPG sobre la muerte

Un abogado dejó su trabajo para convertirse en desarrollador de videojuegos

Existen personas que no se sienten realizadas con un buen trabajo y un gran sueldo. Es el caso del neoyorkino Dean Razavi, un abogado de litigio con seis años de experiencia que ha decidido dejarlo todo para embarcarse en la aventura que realmente le apasiona: el desarrollo de videojuegos. Su arriesgado salto al vacío ha dado como resultado Vidar, un RPG de puzles en el que la trama se genera aleatoriamente y “todo el mundo muere”.

El portal Kotaku ha tenido la oportunidad de charlar con Razavi, que ha comentado que muchos le siguen diciendo que desarrollar videojuegos es más una pasión que un trabajo a tiempo completo. El propio Razavi también lo pensaba así hasta unas semanas antes de iniciar el Kickstarter de Vidar, cuando dejó definitivamente la abogacía para dedicarse a lo que verdaderamente le apetecía.

La idea de Vidar surgió cuando, repentinamente, falleció el primo de Razavi, que tenía una gran relación con él. En el funeral vio a muchas personas que ni conocía y que también estaban muy tristes. Y esa es precisamente la idea de Vidar, un juego donde todo el mundo muere y que explora las relaciones humanas y la forma que tenemos de relacionarnos con otras personas.

La temática de Vidar, por tanto, es la muerte, pero no su argumento. Eres un extraño y llegas a un pueblo en el que te ves bloqueado por una tormenta de nieve que no te deja seguir tu camino. Te das cuenta de que una bestia ha estado atemorizando a los aldeanos. Hay 24 NPCs y tienes 24 días para detener a la bestia antes de que acabe con todos. El argumento lo escribes tú según tus acciones. ¿Qué te parece la historia de Dean Razavi?

Cerrar