Un agradable tarde de esquí se transforma en Space Invaders

Los puertos de montaña están llenos de gente estos días que aprovecha las vacaciones para practicar el esquí. A Simon Beck también le gusta mucho la nieve, pero no para hacer deporte, sino para crear arte.

Y es que Beck es el responsable de convertir esta montaña en el Space Invaders. Sólo le ha hecho falta mucha paciencia y sus propios pies, ya que su ‘técnica de dibujo’ se basa en sus paseos a lo ancho y largo de la nevada cordillera.

¡Increíble!

Publicaciones relacionadas

Cerrar