Un altercado en un planta de fabricación en China amenaza las existencias de iPhone 5

El iPhone 5 ya ha vendido 5 millones de unidades, un motivo que es, ciertamente de celebración y alegría, pero para Apple puede convertirse, sin comerlo ni beberlo, en un quebradero de cabeza temporal de esos que no se pasan con una aspirina. Y es que de los 79.000 empleados de una planta de fabricación de Foxconn  en Taiyuan, al norte de China, unos 2.000 han transformado su descontento en una revuelta que tuvo que ser sofocada por la policía y que se ha traducido en el cierre momentáneo de dicha planta.

El problema no sería tal de no ser porque dicha planta fabrica, según uno de sus empleados, componentes esenciales del nuevo terminal de Apple, lo cual supondría un problema para reponer existencias, las cuales como vemos están volando de las tiendas. Eurogamer se hace eco de la noticia, y también de las palabras de Tim Cook, CEO de Apple, que no parece conceder importancia al hecho: “Aunque hemos vendido nuestro cargamento inicial, las tiendas siguen recibiendo envíos regulares y los clientes pueden comprar a través de Internet y recibir una fecha estimada de envío. Apreciamos la paciencia de todo el mundo y trabajamos duro para construir iPhone 5 suficientes para todos”.

Publicaciones relacionadas

Cerrar