Un derrame cerebral tras 22 horas de juego, la consecuencia para un joven chino

Aseguraba a sus padres estar asistiendo a clases online.

Tras un mes entero jugando 22 horas al día, con solo dos horas de sueño, un adolescente chino ha sufrido un derrame cerebral que le ha paralizado el brazo y la mano izquierda. El joven de 15 años, apodado Xiaobin, aprovechó el cierre de los colegios por el coronavirus para dedicar todo el día a los videojuegos, hasta que un día se desmayó de forma repentina y tuvo que ser trasladado de urgencia al hospital de Nanning.

Mientras el joven ha estado recibiendo tratamiento para su recuperación en el hospital de Jiangbin, en la provincia Guangxi, su madre contó a la Televisión Nanning (vía Dailymail) que tras el confinamiento del pasado febrero, su hijo pasaba la mayor parte del día en su habitación. Cuando le preguntaba qué estaba haciendo, Xiaobin aseguraba estar recibiendo clases online.

«Cerró las ventanas y cerró la puerta. No teníamos idea de lo que estaba haciendo allí», asegura la madre del joven chino, quien más tarde descubrió que su hijo dedicaba casi 22 horas al día a jugar a videojuegos. «Vi su conversación en línea con amigos. Dijo que no estaba bien descansado y que dormía como máximo dos horas al día«.

Tras su ingreso en el hospital de Nanning en marzo, los médicos le diagnosticaron un derrame cerebral tras realizarle un TAC. El Dr. Li, neuróloga del hospital, dijo que la condición del niño fue causada por su estilo de vida poco saludable de jugar a videojuegos y quedarse despierto hasta tarde.

«La razón principal es que tenía patrones irregulares de sueño y alimentación porque no estaba en la escuela. Los padres también toleraron demasiado su comportamiento», aseguró la doctora a los medios. «La falta de nutrición y descanso había llevado a una reducción en la cantidad de sangre y oxígeno en su cerebro y provocó un derrame cerebral», dijo la Dr. Li.

Por el momento, Xiaobin sigue recibiendo terapia en el hospital de Nanning, aunque el Dr. Jin, fisioterapeuta jefe de la instalación, asegura que será difícil determinar cuando el joven recuperará el normal funcionamiento del brazo.

La adicción a los videojuegos hasta el punto de descuidar todas las relaciones sociales, y las mismas necesidades fisiológicas, es un problema bastante común entre los jóvenes en China. Además, se está viendo agravada por la actual situación de la COVID-19 que ha obligado a pasar mucho tiempo en casa durante los últimos meses.

Luis Avilés

Periodista de profesión y jugador de vocación. Me he criado con una consola entre las manos y me esfuerzo día a día en convertir mi hobby en una forma de vida.

Publicaciones relacionadas

Cerrar