Un desarrollador de Dishonored no cree que los juegos violentos sean un problema… pero tampoco que lo eviten

El debate sobre la violencia en los videojuegos y su influencia en los jugadores sigue a flor de piel. El último en manifestar su opinión al respecto ha sido Joe Houston, un antiguo miembro de Arkane Studios y desarrollador de Dishonored, que no cree que los videojuegos violentos sean el origen de todos estos males, pero que tampoco contribuyen a paliarlos.

“A la luz de los recientes sucesos en Estados Unidos y el discurso anti-videojuegos que han suscitado, es importante que los jugadores no se limiten a la reacción fácil, la de que los juegos no son parte del problema. Y aunque pienso que eso es cierto… sería una pena quedarse ahí”, ha dicho Houston a través de la página Rock, Paper, Shotgun. “A veces pensamos en lo que podemos perder como jugadores y desarrolladores si nos viésemos forzados a entrar en ese tema y nos cegamos por el miedo a la censura. Y el resultado es que perdemos de vista formas más creativas y eficientes que podrían ser parte de la solución”.

“No creo que los juegos violentos causen violencia en el mundo real, pero creo que hacen muy poco por evitarla. Y que los juegos con elecciones significativas y potencialmente desagradables son más efectivos puesto que dan la oportunidad de que el jugador piense en lo que va a hacer en la pantalla”. Houston, ahora en el estudio Roxlou Games, está trabajando en un título de estrategia para PC llamado Unwritten, y aspira a que sus palabras resuenen en unas cuantas conciencias, principalmente de desarrolladores. ¿Vosotros qué pensáis?

 

Publicaciones relacionadas

Cerrar