Un ecosistema de foros pensado para juegos se convierte en fuente de abusos e intolerancia

Un ecosistema de foros pensado para juegos se convierte en fuente de abusos e intolerancia

Lo peor de las buenas ideas llega cuando se les puede buscar la vuelta para que resulten nocivas. En el caso de Discord, sobre el papel su concepto era una alternativa a clientes como TeamSpeak o Skype, una plataforma de reunión conformada por miles de foros y dirigida a jugadores que se pudiera usar en plena partida. Y sobre el papel, el objetivo era loable. En la práctica, sin embargo, Discord ha pasado a ser un nido de trolls y abusones de la peor calaña. Y lo peor es que la moderación de la plataforma no da abasto para controlarlos. De hecho, es prácticamente inexistente.

Solo 5 miembros orientados a controlar la “experencia de usuario” para más de 25 millones de cuentas registradas ha terminado siendo una llamada al desastre. La comunidad de Discord reúne en sus más de 12.000 servidores a usuarios ilustres, como algunos de los más destacados miembros de Reddit, pero también a otros elementos más hostiles que gustan de organizarse en su propio subforo para lanzar ataques masivos al resto de servidores que no les caen en gracias. Así, como cuenta Gizmodo, desde un apartado llamado “Raids” se mandan enlaces a otros foros de temáticas variadas y se anima a los interesados en participar a unirse a una horda de trolls que entra en el servidor objetivo arrasando con insultos y contenidos inapropiados sin dejar títere con cabeza.

Insultos, provocaciones, publicaciones de datos personales, imágenes de pornografía infantil… Cualquier medio de ataque es bueno para los trolls que llevan a cabo estos asaltos dirigidos de una manera más virulenta a foros de ideologías y colectivos bastante concretos. Ha sido el caso de servidores de discusión sobre el Islam o del colectivo LGTB, cuyos responsables han contado al mencionado portal como los asaltantes han llegado, les han inundado con sus lindezas y se han ido sin que haya represalias ni medio de defenderse. Más en la siguiente página.



Por ello, y porque tal como reconoce Tali Fisher, directora de relaciones públicas de Discord, “No moderamos todos los foros”, los foros que están carentes de este mecanismo optan por sus propias medidas, como son vestíbulos de bienvenida que actúan de filtros al plantear diversas acciones de comprobación para desanimar a los trolls. Por ejemplo, el administrado del foro The Furry Room ha implementado un sistema de verificación manual donde los usuarios solo pueden hablar en dos habitaciones del servidor hasta que su cuenta se verifica. Para que eso se produzca, hay que proporcionar enlaces a tantas cuentas propias en redes sociales sea posible, y así y todo la verificación tarda dos semanas en producirse. Tiempo para que a los energúmenos se les pasen las ganas de entrar a molestar.

Tampoco es esta una solución perfecta, y es que no siempre es una cuestión de cantidad. “A veces hay unos pocos tipos ejecutando scripts para llenar los canales con spam confeccionado con torrentes de texto o imágenes de porno duro”, cuenta el administrador del servidor dedicado al apartado de Reddit y canal de YouTube Game Grumps. Sin embargo, pese a que la necesidad de protegerse es patente, los propios administradores de los grupos se topan con una realidad que juega en su contra: “Si ponemos mejor protección, será una molestia para los nuevos usuarios que quieran unirse”.

El gran crecimiento de Discord sería una buena noticia de no ser por este molesto lunar que al parecer tiene difícil modo de ser extirpado. ¿Crees que esta plataforma podrá reformarse algún día?

Publicaciones relacionadas

Cerrar